domingo, 11 de febrero de 2024

¿Qué pasó con Oráculo?

Oráculo fue el segundo juego de rol español publicado por JOC Internacional. A diferencia de Aquelarre, el juego de rol mitológico no funcionó comercialmente y terminó siendo descatalogado.

 


 

¿Qué pasó con Oráculo? Lo más normal es pensar que el juego no tenía calidad, y de ahí su fracaso. Lo que no se entiende es el intento por mantenerlo a flote. En fin, veamos su trayectoria.

Diseñado por Joaquim Micó, Oráculo aparece en diciembre de 1992. Ya en el manual básico se indica que se está trabajando en un suplemento, "un nuevo manual de Juego Avanzado" que añadirá más reglas, sobre todo para que los PJ puedan subir a los niveles heroicos. También se nos dice que este manual "en poco tiempo, aparecerá en el mercado" (V. página 87). El "Manual de Juego Avanzado" nunca llegó a salir, pero como veremos más adelante es posible que no fuese por culpa de JOC.

En cuanto al juego en sí, es verdad que no salió muy bien parado en las reseñas. En esa época solo había una revista (Líder, que era propiedad de JOC Internacional), así que encontrar una reseña de la época es dificilísimo. Hay que recurrir a los fanzines, pero estos no solían incluir reseñas, sino que más bien se centraban en ofrecer ayudas y aventuras.

En el fanzine CAAD, sin embargo, hemos encontrado una reseña, a cargo de Melitón Rodríguez, y no es positiva:

"Originalmente este juego de rol me pareció bastante bueno, pero ahora que he tenido la oportunidad de examinarlo a fondo no me parece que sea para tanto. (...) Leyéndolo me ha dado la impresión de estar pensado más para leerlo que para jugarlo". (CAAD #24, abril de 1993).

Más relevante todavía me parece la reseña de la revista Líder, que a pesar de ser un juego de la casa editora, no lo dejó muy bien parado. Así, después de criticar el grado de detalle de algunas reglas secundarias ("en ocasiones se muestra excesivo en su reglamentación") o su redacción ("el texto de un capítulo te remite a otro en el que se completa la información"), terminan señalando que:

"Aunque Oráculo es francamente interesante, después de leer el manual nos quedamos con ganas de ver la versión avanzada del juego (...)". El Capitán Damm, en Líder #32 (diciembre de 1992).

Como ya hemos adelantado, este manual nunca llegó a salir. Da la impresión de que el autor (o su equipo) nunca llegó a terminarlo. Lo peor es que Oráculo recibió poco apoyo. Así, nunca apareció un complemento tan típico como la pantalla del DJ y el primer suplemento oficial salió en marzo de 1995: ¡tres años después! Demasiado tiempo.

Para colmo, no era el tantas veces anunciado "Manual Avanzado", sino una breve aventura, Atlántida.

 


 

En cuanto a Atlántida, la revista Dosdediez no la dejó muy bien parada. No solo señaló que era mala, sino que encima era cara para las pocas páginas que tenía. Evidentemente, la cubierta en cartoné hacía que fuese más cara, pero era esta una manía de JOC: encuadernar en tapa dura sus suplementos propios, sin importan que fuesen tan cortos.

 


 

Es de suponer que las ventas de Atlántida también fueron malas, pues todavía hoy se pueden adquirir manuales precintados por solo... ¡4,98 €!

 


 

Tres años para ver el primer suplemento oficial es demasiado tiempo; lo normal es que los pocos aficionados a los que les gustó el juego pensasen que la editorial lo había abandonado ya. Y sin embargo, en Atlántida se nos dice que se sigue trabajando en "Oráculo, sistema avanzado de juego", pero ojo, que este no saldrá hasta, por lo menos, ¡¡"la Navidad de 1996"!! (V. página 4).

Sinceramente, si había alguien esperando este manual avanzado debió de desilusionarse totalmente. Y quizá lo peor no es que JOC estuviese demorando su publicación, sino que todavía no estaba diseñado: "lo lamentamos mucho pero dichas reglas aún no existen" (p. 4).

De todas formas, a esas alturas Oráculo tenía muy mala fama entre la afición. Simplemente, se consideraba un juego muy malo. Pongamos un par de ejemplos gracias a los fanzines, que ya sabemos que como no eran revistas profesionales no se cortaban a la hora de criticar.

Así, por ejemplo, el club Necronomicon's de Hospitalet hizo, en plan coña, una mesa redonda sobre Oráculo. Esta tuvo lugar en sus segundas jornadas (octubre de 1995) y, entre otras bromas, se dijeron cosas como: "¡Oráculo no es rol, es basura!", "¿Os habéis fijado? ORA al CULO"...

"En nuestras últimas jornadas se realizó una mesa redonda que tuvo como estrella invitada al juego de rol por excelencia; no, no fue AD&D, ni Vampiro, fue cómo no el fabuloso y archiconocido por todos (redoble de tambor) ORÁCULO. Sí, cientos de admiradores de esta maravilla del mundo de los juegos de rol participaron para alabar a su juego favorito, y aquí os presentamos un trozo del gran debate" (fanzine Berserker #0, 1996).

Por su parte, desde Málaga los miembros del fanzine El Juglar también criticaron a JOC Internacional, primero por enviar el paquete de las jornadas (juegos para sortear) con cuatro meses de retraso; y en segundo lugar, por la calidad de los juegos enviados. Exacto, ese paquete no incluía juegos de la talla de La llamada de Cthulhu, MERP o Star Wars, sino juegos muy poco valorados por la afición en esa época:

"Y trayendo lo que traía (Cazafantasmas, Car Wars, Príncipe Valiente, Oráculo, James Bond...). ¿Sirve esto de premio de campeonatos a roleros de la categoría que vimos en las Jornadas?" (fanzine El Juglar #3, abril de  1996).

En fin, parece ser que en 1997 JOC termina saldando Oráculo. La noticia nos la da, nuevamente, el fanzine Berserber, y ocurrió en las jornadas Día de Juego en Madrid (noviembre de 1997). Nótese nuevamente la valoración que se da a Oráculo:

"El tercer día fue el no va más, Joc Internacional se decidió, por fin a hacer el Gran saldo final con libros tirados de precio, gran ritual ausen te en Día de Joc ’97 de Barcelona, en el que lo más divertido es tirarse sobre una gran masa de gente, liarse a piños hasta conseguir llegar a las cajas de saldo donde pudimos encontrar juegos como Oráculo y otros grandes títulos" (Berserker #3, 1998).

Cabe preguntarse si la culpa fue del mismo juego que era poco jugable o de la política editorial que retrasó mucho la publicación de suplementos. Y si esta se debió a las pocas ventas o a que Micó no parecía terminar el manual avanzado... Por otro lado, ¿creéis que habría conseguido remontar con este último suplemento?

En fin, yo nunca he dirigido una partida de Oráculo, así que me gustaría conocer vuestra opinión. ¿Os gustó? ¿También lo considerasteis un juego malo, de segunda fila?

21 comentarios:

  1. Quisiera saber mas sobre esto, se puede adquirir en algún sitio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De segunda mano... Aunque también se puede encontrar en internet escaneado.

      Eliminar
  2. Tenía algunas buenas ideas, pero muy mal implementadas y muchas sin terminar (el sistema capado de niveles era especialmente absurdo), nosotros (con mi grupo de entonces) llegamos a jugar, incluso creo que bastante, pero se rompía por todas partes. Por otro lado recuerdo comprar de saldo/liquidación en una juguetería (con varios suplementos de Runequest y mi segunda copia del Caballeros Aventureros de Pendragon) el Atlántida, esperando las reglas avanzadas que prometían y llevarme una desilusión (aunque las ilustraciones del gran Max y el módulo en si no estaban mal, creo recordar)

    Recuerdo también que tenía un capítulo sobre reglas de romance con la gran frase de "a niveles básicos solo se permiten las relaciones heterosxuales" que era un poderoso WTF en toda regla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Supongo que para salir del armario uno necesita ser al menos de nivel 5. Ser hetero es algo de novatos, a nivel 30 todos somos personas trans bisexuales por lo menos, lo que pasa es que no todos llegan 😉

      Eliminar
    2. Jodo, de eso de la heterosexualidad no me acuerdo, jajajaja. Subir de nivel para poder liarte con tu mismo género (entiendo que masculino, claro, jajajaja). Ahora me dan ganas de buscar el pdf por ahí XD

      Eliminar
  3. Si al menos se hubieran molestado en poner el acento en el título de la portada...

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué fue de Joaquim Micó?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquim Micó i Millán. Tiene su propia pagina web, y página de la wikipedia en catalán.

      Eliminar
    2. Se ve que ha seguido con su carrera de escritor (antes de Oráculo ya había escrito algo) pero de rol no ha vuelto a publicar nada, y eso que en la época tenía otro juego en mente.

      Eliminar
  5. También se aprende de los juegos "malos".
    Dan ganas de pillarlo solo por matar la curiosidad.

    ResponderEliminar
  6. Era malo, la verdad. Muy buena intención, creo recordar que incluso partes del libro no eran malas a nivel informativo... pero es que el sistema no se lo comían ni los gochos. Como dice Cadvalon más arriba, se rompía. Estaba como a medias y sin probar. Daba la sensación de que el autor escribió lo primero que se le ocurrió, sin pensarlo mucho ni probarlo siquiera. En ese sentido probablemente es una víctima de la filosofía, común en la época, de "un nuevo juego, un nuevo sistema".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se supone que lo probaron antes, gente con experiencia y sin ella, y de ahí la sección de "Dudas" del manual...

      En cuanto a lo de innovar en las reglas, es un tema que se menciona en la reseña de Líder, precisamente se dice que en ese momento ya no se puede ser original, pues se ha inventado todo... :-)

      Eliminar
  7. Jo, pues o poco lo probaron, o no le hizo ni caso a lo que le dijeran, porque vamos...

    Lo del nuevo sistema lo decía no tanto porque no se pudiera innovar (se cubrió de gloria la Líder ahí, jajaja) sino porque parecía que casi cada juego tenía que usar su propio sistema único, en lugar de adaptar otro distinto y más curtido por la experiencia (p. ej. esto Aquelarre lo hizo muy bien). Muchas veces se acababa con sistemas muy cojos, como es normal. A a lo mejor adaptando un sistema más sólido y testeado el Oráculo no sería uno de los primeros memes del rol patrio.

    Porque potencial tenía. Realmente lo que se le criticaba era el sistema, no el resto, que si no recuerdo mal estaba bastante interesante.

    ResponderEliminar
  8. Nuestro master de aquella época se lo pillo lo probamos una vez, él tenía muchas ganas de jugarlo, porque como citas más arriba en los artículos de fanzines “...Parecía bastante bueno en una primera lectura” lo probamos… y ahí se quedó. Una de las peores cosas era lo de que a todas luces era un juego a medio hacer (ya fuera con intención de sacar más dinero, por tiempo, por mala organización…) pero uno de los jugadores llevaba un personaje que utilizaba una especie de magia…que no estaba explicada porque iba a salir en el ¡manual avanzado! Con lo cual llevaba un personaje bastante inútil…

    ResponderEliminar
  9. Oráculo es de esos juegos malditos junto al F.A.T.A.L. y el Satarichi que son famosos por ser terribles... y ya. ¿Cómo era el sistema?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿El F.A.T.A.L.? Ese no lo conozco...

      Eliminar
    2. Es un juego de rol de "fantasía oscura", con el género pasado por el prisma de un adolescente especialito. Con decir que una de las características de los personajes es "circunferencia anal"...

      Eliminar
    3. Vale, he buscado algo de información. Pensaba que era un juego español, pero se ve que es americano.

      Eliminar
  10. Yo no llegué a jugarlo, pero recuerdo que en los 90 era una especie de "meme rolero" en línea con los fanzines que comentas. Era el hazmerreír, como si hubiera sido un reto para sacar el peor juego de rol posible.

    F.A.T.A.L. tiene fama (merecida o no) de ser el peor juego de rol jamás hecho.

    Un abrazo. Patxi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, yo no llegué a tenerlo, pero la fama que tenía es de que era un juego muy malo. Ojo, Príncipe Valiente tampoco tenía buena fama, pero la percepción de este ha cambiado mucho en los últimos años (a mejor, evidentemente).

      Eliminar
  11. Yo lo tuve en su día, aunque no recuerdo si me lo compré o me lo prestaron. A mí me gusta mucho la mitología griega, así que era público objetivo, pero lo recuerdo como un juego muy básico, con poca chicha en cuanto a mecánicas y una aventura de ejemplo que era un librojuego de los facilitos. Había estadísticas de los dioses y los héroes y recuerdo que Zeus tenía 1000 puntos en una característica, por ejemplo. Pero no me parecía realmente jugable, sobre todo si lo comparabas con MERP, RuneQuest o Aquelarre. Se quedaba muy corto.

    ResponderEliminar