domingo, 14 de noviembre de 2021

Jugar a Warhammer con el Cid Campeador

Hoy vengo a hablaros de algo que, para algunos, será conocido, pero estoy seguro de que para otros pocos será una novedad a pesar de los años que tiene.

 


 

En efecto, estamos hablando de jugar con las reglas de Warhammer Fantasy en la época de la Reconquista. Eso es lo que propone El Cid (Games Workshop, 2003). ¿Una extravagancia o una maravilla?

El Cid es un suplemento de Warhammer Ancient Battles (Games Workshop, 1998), un reglamento para jugar batallas históricas. Como hemos dicho, se basa en las reglas del Warhammer Fantasy Battle y con él podemos preparar batallas históricas de épocas antiguas. En el libro básico venían listas de celtas y romanos, pero pronto surgieron multitud de suplementos para jugar en otras épocas históricas (las guerras púnicas, Bizancio, Espartaco, Alejandro Magno...). Por supuesto, en aras de ese realismo, las reglas de magia y objetos mágicos aquí desaparecen.

 


 

Por desgracia, aquí en España no fue traducido ni el libro base ni, evidentemente, ninguno de sus suplementos.

 


 

Volviendo a El Cid, este es un libro de 65 páginas encuadernado en rústica. Su interior es en b/n aunque tiene varias páginas a color donde se muestran las típicas miniaturas pintadas y distintas batallas.

Está escrito por James Morris y tiene ocho capítulos: Introduction, Christian Spain, Al-Andalus, The African Invaders, Aliados y Mercenarios, Campaigns, Scenarios y Further Information.

 


 

Como suele ser habitual en estos suplementos, contamos con información histórica, listas de ejércitos y consejos para pintar las miniaturas. Concretamente, se centra en el periodo de La Reconquista que va del año 900 (con la batalla de Simancas en 939) al 1250 (con la conquista de Sevilla por Fernando III en 1248).

 


 

Aunque no lo he terminado, lo que he leído me ha parecido bastante riguroso: la muerte de Almanzor en 1002, los reinos de Taifas, la muerte de Fernando I y el reparto del reino entre sus hijos, la conquista de Toledo por Alfonso VI en 1085, la llegada de los almorávides con Ben Yusuf o la derrota de Sagrajas solo por citar algunos hechos importantes.

 

Caballeros de la Orden de Santiago.

 

Un detalle interesante es que, a la hora de diseñar tu ejército, te ofrece tres periodos distintos; es decir, no trata toda la Reconquista como un periodo idéntico. Así, te ofrece un primer momento centrado en Asturias y los primeros reinos cristianos (del año 900 al 1040), otro segundo en la época del Cid (entre 1040 y 1100) y otro último al que llama La Reconquista (de 1100 a 1250).

 

Una mini representando al Cid.


Y sus características de juego.

 

En fin, a mí me ha gustado mucho, tanto por la posibilidad de jugar en La Reconquista con las reglas de Warhammer, como por la información que trae y que te puede servir también para preparar una partida de rol en este momento histórico.

 

Valencia, sitiada por los almorávides.

 
Y el Cid a la cabeza.

Señalar también que existe por internet una traducción fan y que no es difícil de encontrar. 

Por último, si has jugado en la Reconquista con las reglas de Warhammer (o a cualquier otra ambientación de Warhammer Ancient Battles) nos gustaría conocer tu experiencia.


2 comentarios:

  1. El suplemento de Shieldwall tiene la culpa de que me interesara la Edad Oscura más allá del típico gusto por los vikingos por el que pasamos todos los aficionados al rol. El arte es buenísimo (un primer John Hodgson, ahí es nada) y está muy bien ambientado.

    Siempre he tenido la espinita clavada de jugar una campaña centrada en el alzamiento de Brian Boru, ¡mala suerte no tener gente interesada a mi alrededor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de echarle una miradita y pinta muy bien. Me pasa como con El Cid, que incluye bastante información que puede resultar muy útil para preparar una partida o campaña de rol.

      Eliminar