domingo, 21 de marzo de 2021

Historia de Games Workshop en España: 2ª parte

A lo largo de los años noventa Games Workshop consigue un crecimiento espectacular. En la primera parte de esta particular "Historia de GW en España" ya vimos cómo se fue formando una afición al hobby Games Workshop desde mediados de los ochenta y cómo esta se instala de manera oficial en nuestro país a finales de 1993.

En esta segunda parte comprobaremos el afianzamiento y crecimiento que se produce entre 1995 y 1997.
 

 
1995: el año de Blood Bowl
 
En 1995 asistimos a la apertura de la segunda tienda Games Workshop en España, pero lo más significativo con respecto a 1994 es el aumento de novedades (más del doble).
 
Este dato es todavía más interesante si tenemos en cuenta que en 1995 otra afición cercana, los juegos de cartas coleccionables, está en su mejor momento: Magic en castellano se pone a la venta en julio de 1995 y El Señor de los Anillos (SATM) en diciembre.

En cambio, la afición de los juegos de rol no pasa por su mejor momento y ese año no hay grandes novedades comerciales (podríamos nombrar a Hombre Lobo o los fallidos GURPS y Castillo de Falkenstein).
 
1996: el año del nuevo Warhammer Fantasy 

1996 es un gran año. Aparecen once novedades; una menos que el año anterior, pero es que de estas once novedades tres son juegos nuevos: Necromunda, Space Hulk y la nueva edición de Warhammer Fantasy.

Con respecto a las tiendas oficiales, tenemos ¡tres nuevas!: Zaragoza, Valladolid y una segunda en Barcelona. Otro síntoma de que las cosas iban bien para GW España es que, además, en 1996 White Dwarf se hace mensual.

1997: el año del metal blanco

1997 sigue el camino del año anterior e incluso lo mejora. Catorce novedades, dos de ellas juegos nuevos: Gorkamorka y Epic 40000. Aunque quizá más llamativo fue la llegada del "metal blanco", la nueva aleación sin plomo pero que resultaba algo más cara.

Con respecto a las tiendas oficiales, en 1997 se inauguran cuatro más, la de Palma de Mallorca, Bilbao, Valladolid y la segunda de Madrid. Esto hace un total de nueve tiendas Games Workshop.

Veamos todo esto con más detalle.
 
Novedades

Como hemos  dicho, en 1995 GW España pone a la venta más del doble de novedades que en 1994. Así, pasamos de cinco lanzamientos (un juego y cuatro suplementos) a doce (un juego y once suplementos).
 
 
La gran novedad del año fue, sin duda, la nueva edición de Blood Bowl. Recordemos que la anterior edición de Diseños Orbitales había sido retirada del mercado en diciembre de 1993. Esta nueva edición se pone a la venta en octubre, trae 24 miniaturas (doce Humanos y doce Orcos) y tiene un precio de 7.995 pesetas (es interesante destacar que, desde marzo, tanto WF como W40K costaban 9.275 ptas.).

Warhammer Fantasy recibirá cinco nuevos Ejércitos Warhammer: Enanos, El Imperio, Skaven, Elfos Oscuros y El Caos.
 

 

Por su parte, de Warhammer 40000 tenemos la caja de Milenio Siniestro (que incluía, además de otras cosas, el combate Psíquico) y otros cinco Codex, algunos de ellos de los más populares: Lobos Espaciales, Eldar, Ultramarines, Orkos y Tiránidos.
 

 
 
El enano blanco
 
En 1996 la revista White Dwarf en su versión inglesa llegó al número 200. Para celebrarlo diseñaron la miniatura del "Enano Blanco" que da nombre a la revista. Aquí en España se puso a la venta en octubre, a un precio de 1.350 ptas. El Enano Blanco fue esculpido por Colin Dixon y Nigel Stillman nos ofreció su historia en la WD #19. 
 

 

Grombrindal, que así se llamó al Enano Blanco, sería un ancestro y podía usarse en las partidas; sus características de juego, puntos y objetos mágicos podemos encontarlos en la mencionada revista.



 
1996: ¡tres juegos en un año!

Como hemos dicho, en 1996 aparecen once novedades, es decir, una menos que el año anterior, pero es lógico porque tres de estas novedades son juegos. 

WF crecerá con los Ejércitos Warhammer de Enanos del Caos, Elfos Silvanos y Bretonia, este último ya para la nueva edición. Por su parte, W40K ve los Codex de la Guardia Imperial, Ángeles de la Muerte y Caos.

Blood Bowl y Necromunda reciben un suplemento en caja cada uno, Zona Mortal y Desterrados, respectivamente.

Como hemos dicho, el resto de novedades son tres básicos: Necromunda, Space Hulk y la nueva edición de Warhammer Fantasy.
 
 

Necromunda era un juego nuevo, de los llamados "de especialista". Estaba ambientado en el universo de W40K, pero el juego consistía en escaramuzas entre bandas en un espacio urbano: el submundo del planeta Colmena Primus (más información aquí). En España salió en marzo y a un precio de 9.275 pesetas.
 
 

Space Hulk, por su parte, no era un juego nuevo (la 1ª edición es de 1989, y aquí en castellano tuvimos la versión de Diseños Orbitales). Esta edición incluía diez Exterminadores y veinte Genestealers, además de las secciones de cartón troquelado que conformaban el tablero de juego y demás accesorios. Desde la revista WD también destacaron los libretos, que por primera vez en GW, eran a todo color. Con respecto al libro de misiones, este incluía un total de 18 (doce nuevas más las seis de la anterior edición). Y todo esto a un precio bastante competitivo: 7.995 pesetas (el resto de juegos de GW se iba a las 9.275-9.750 ptas.).
 
Games Workshop mira por nuestro bolsillo

Sin duda, la gran novedad de GW para 1996 fue la nueva edición de Warhammer Fantasy, la 5ª (2ª en castellano). Pero, ¿era necesario una nueva edición? Hay que tener en cuenta que la 4ª edición había salido solo cuatro años antes (y en España hace solo tres). Evidentemente, para GW, como empresa, sí era necesario, aunque para el jugador no. GW lo solucionó sacando una nueva edición totalmente compatible con la anterior.
 
Y así es como desde WD nos dejaron bastante claro que esta edición no iba a ser un sacacuartos para los antiguos jugadores. El reglamento prácticamente no cambió nada; solo se aclararon algunas reglas y estas se resumieron en dos páginas de la revista. Para Rick Priestley lo más importante es que los jugadores veteranos pudiesen seguir utilizando sus antiguos Ejércitos Warhammer, y así lo hicieron, pues eran totalmente compatibles:
"No queríamos incorporar ningún cambio revolucionario, puesto que nos pareció completamente innecesario. Además, queríamos asegurarnos de que todas las reglas eran compatibles con las de los libros de la serie Ejércitos Warhammer, que permanecerían en la gama sin cambio alguno. Por todo ello decidimos que en lugar de redactar de nuevo las reglas lo que haríamos sería renovar por completo el aspecto gráfico del juego, aprovechando para corregir pequeños errores, aclarar reglas que provocaban confusión y añadir más descripciones y ejemplos" (Rick Priestly, en WD #19, noviembre de 1996).
Y así lo hicieron. Como ejemplo, podemos citar el caso del Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros, que en 1997 estaba agotado y lo volvieron a imprimir. Eso sí, corrigieron el valor en puntos del Lanzavirotes de Repetición (de 50 a 100 puntos), pero lo anunciaron en la WD: 
"No os vais a comprar otra vez el libro solo por ello" (WD #32, diciembre de 1997).

 


 

La 5ª edición 

Como hemos visto, las innovaciones de la 5ª edición son más estéticas que de reglas. Aquí en España la nueva caja salió en noviembre, justo para la campaña de Navidad (GW pensaba en todo). Su precio era de 9.750 pesetas e incluía Bretonianos y un nuevo ejército: Los Hombres Lagarto. Los Bretonianos incluían dos tipos de Arqueros y doce Caballeros. En cuanto a los Hombres Lagarto, teníamos 20 Saurios y 32 Eslizones.

Los dos libros ahora eran a todo color y se incluían varios edificios de escenografía. Otra novedad fue "el juego de campaña", que aparecería en forma de suplementos que incorporaban toda la información necesaria para librar una serie sucesiva de batallas relacionadas históricamente.
 
"Ya no fabricamos miniaturas de plomo" 

En abril de 1997 se pusieron a la venta las nuevas miniaturas de "metal blanco", la nueva aleación que había diseñado GW sin plomo. Paul Robins, el artífice de esta aleación, nos contó en WD el por qué de este cambio (anticiparse a la nueva legislación de algunos países que no querían miniaturas con plomo) y sus ventajas:
"El nuevo metal es muy apropiado para hacer conversiones, y su superficie es idónea para las pinturas Citadel. Debido a que el "metal blanco" contiene un gran porcentaje de hojalata (que le proporciona excelentes cualidades de fundición y le permite "amoldarse" instantáneamente), es más duro que la aleación anterior, de modo que las lanzas no se doblan con tanta facilidad. También puede ser deformado sin tanto peligro de rotura, y es más fácil de serrar" (WD #24, abril de 1997).

"Este es un paso más que nos permitirá expandir el Hobby Games Workshop por todo el mundo" (WD #23).

 

Primera fundición de miniaturas en "metal blanco".


Lo que no nos dijo el bueno de Robins es que el "metal blanco" resultaba más caro (lógico, por otro lado, en un artículo de presentación). De todas formas, en el servicio de Venta Directa nos lo dijeron claro:
"Durante todo el mes de mayo, a los clientes de Venta Directa les hemos ofrecido la oportunidad de comprar miniaturas de plomo a unos precios especiales. Pues bien, resulta que hemos conseguido más cajas y cajas de ese material, y hemos decidido que por el momento, y solo en Venta Directa, seguiréis pudiendo comprar blísteres y cajas de plomo al precio habitual y tradicional de plomo, o sea, más barato" (WD #27, julio de 1997).

Novedades de 1997

En 1997 GW España publicará catorce novedades, cifra hasta ahora nunca alcanzada.

Por un lado, destacan las Campañas, suplementos para jugar varias batallas relacionadas entre sí y que incluían todo lo necesario: edificios de cartón, manual de escenarios, mapas, información de trasfondo, condiciones de victoria, hojas de control, etc. En 1997 aparecieron cinco de estas campañas: cuatro para WF (La venganza de Drong, Ídolo de Gorko, Círculo de Sangre y La gesta de Agravain) y una para W40K (Tormenta de Venganza).
 

 

Para WF salieron la nueva caja de Warhammer Magia y cuatro Ejércitos Warhammer: Hombres Lagarto, Altos Elfos, Orcos y Goblins y Elfos Oscuros. En realidad, los tres últimos eran reimpresiones, aunque se revisaron en distinto grado. Ya hemos dicho, por ejemplo, que a Elfos Oscuros solo se le corrigió el valor en puntos del Lanzavirotes, pero así justificaba Rick Priestly la nueva edición de los Altos Elfos:
"Es el [Ejércitos Warhammer] más viejo y también el único que no incluye su propio Bestiario (...). Si incluimos nuevas reglas, podremos compensar el desequilibrio existente en relación a los Elfos Oscuros. También es justo que incluyamos unos cuantos personajes especiales más, ya que disponen de muy pocos en comparación con otros ejércitos" (WD #23, marzo de 1997).

 

Por su parte, W40K recibió el Codex Hermanas de Batalla, que al tener menos páginas tenía el atractivo precio de 1.750 pesetas (el resto de Codex costaban 2.575, excepto el del Caos, que se iba a las 2.750 ptas.).
 

 

Escenografía para Wargames fue un libro de 80 páginas a todo color que la revista WD definía como "la piedra angular de todo maquetista, ya sea jugador de wargames, modelista ferroviario o simplemente quiera saber hacer un vistoso terreno". Apareció en septiembre y su PVP era de 2.750 ptas.
 
 


 
La gran novedad de 1997 fue el Epic 40.000, nuevo juego ambientado en el universo de Warhammer 40.000 pero que nos permitía librar verdaderas batallas entre ejércitos. Según Andy Chambers, "¡queríamos crear un buen juego ambientado en el universo de Warhammer 40.000 en el que pudieran incluirse una gran cantidad de tanques!":
"La escala épica también nos ha permitido desarrollar una gran cantidad de armas y máquinas de guerra para el universo de Warhammer 40.000 que simplemente no podían utilizarse a la escala de 28 milímetros, como por ejemplo los Titanes" (WD #24, abril de 1997).
En España la caja apareció en abril y a un precio de 9.750 ptas. Incluía un ejército de Marines Espaciales y otro de Orkos.

Mientras que una Cañonera Thunderhawk costaba 1.875 ptas. el Titán Warlord se iba a las 3.975 ptas.

Pero GW no iba a perder la oportunidad de sacar un nuevo juego para la campaña de Navidad, que recordemos es una época que aglutina un buen número de ventas. Así, en noviembre apareció Gorkamorka, "un juego de combate entre vehículos que se mueven a gran velocidad, una lucha frenética entre bandas de salvajes orkos en un desierto achicharrado por el sol". Es otro de los llamados juegos de especialista. Su precio fue el ya habitual de 9.750 pesetas.


Por último, y aunque no lo publica Games Workshop España, sino La Factoría, en diciembre de 1997 tenemos Warhammer Fantasía, el juego de rol ambientado en el mundo de WF. Es interesante recordar que en estos tiempos los aficionados de un hobby le dan al otro (y al otro) y viceversa, ya sean juegos de rol, de cartas, de miniaturas o videojuegos.
 

 

A este respecto, en la revista Library, revista dedicada en exclusiva a Magic: The Gathering, señalaron varias veces que:
"Parece ser que el segundo de los vicios de los jugadores de Magic son los juegos de la casa Games Workshop" (Library #3, noviembre de 1996).

White Dwarf, por su parte, entrevistó a la tienda Estátic de Barcelona, que señaló:
"Ahora hay mucha gente que juega a cartas o con el ordenador que acaban interesándose por el hobby. Son chicos que jugando a Playstation descubren el universo de Games Workshop gracias a juegos como, por ejmplo, Dark Omen, y vienen en busca de algo más".

También al contrario; y es que ante la pregunta "¿Qué otros hobbies tienen los aficionados al hobby Games Workshop?" lo tenían muy claro:
"Sobre todo juegos de rol y modelismo fantástico" (WD #50, junio de 1999).

La revista White Dwarf
 
A mediados de los noventa Internet era algo muy minoritario. Es por eso que las revistas eran tan importantes. Para GW era fundamental, pues permitía al aficionado que no tenía una tienda cercana conocer las distintas novedades que continuamente se ponían a la venta. De esta forma, conforme se va asentando GW, la revista crece en todos los sentidos: periodicidad, páginas, encartes, regalos, ventajas con la suscripción, etc. 



 
En 1995 la revista White Dwarf todavía es bimestral, por lo que tenemos seis números nuevos (del 8 al 13). Frente a las revistas de otras aficiones paralelas (los juegos de rol o los juegos de cartas coleccionables), la revista de Games Workshop se distingue por la ausencia de retrasos.  

Otro dato a destacar es que desde septiembre aumenta el número de páginas en 8, pasando a tener ahora 72, con el consiguiente aumento de precio: de 475 pesetas a 595.
 
 
Presentación de Necromunda y mini de regalo.

 
En 1996 aparecen 7 nuevos números (del 14 al 20), y es que a finales de año la revista se hace mensual. Las cosas van bien para GW. Varios indicios son que, por ejemplo, a partir de julio crece con 8 páginas más, e incluye un encarte de cartón con ayudas de juego sin subir de precio. Estas mejoras se dan en el nº 17, que además cambia la cabecera sustituyendo, entre otros detalles, el Enano Blanco del HeroQuest por otro como podemos ver en las siguientes imágenes:
 
La cabecera anterior.

 
La nueva cabecera.

 
 
Pero además, la revista regaló a lo largo del año varias miniaturas, siempre en el número que presentaba el nuevo juego de la casa. Así, por ejemplo, el nº 15 traía una miniatura de Necromunda, el 18 de Space Hulk (un Exterminador) y el 19 dos minis del nuevo Fantasy (dos eslizones o dos arqueros bretonianos).
 

 

En 1997 aparecen doce números (sí, no descansaban ni en agosto, como hacía la edición española de Dragón cuando se hizo mensual), del 21 al 32.
 
Con el número de junio volvió a crecer: 14 páginas más (ahora tenía 96), aunque esta vez sí incrementó el precio (de 595 pesetas a 625). Por supuesto, siguieron los regalos: ocho nuevas cartas de estrategia para W40K (en el nº 23), un Computador de batalla para Epic 40.000 (en el 28) y el juego Torneo, un juego de justas en el reino de Bretonia, diseñado por Nigel Stillman (en el 32).

Por supuesto, las ventajas que recibías con la suscripción también fueron en aumento. Así, para celebrar que la revista se hacía mensual te regalaban dos números, una camiseta de edición limitada y los gastos de envío gratis en el Servicio de Venta Directa.



 
Por último, destacar que en junio de 1997 se despedía Jaime Molina como redactor jefe de WD, pasando ahora el puesto a Jordi Ferré. Recordemos que Jaime Molina estaba en la empresa desde el principio, desde los tiempos de Diseños Orbitales. Ahora pasaba a "colaborar en la expansión de la cadena de Tiendas Games Workshop en España". En la siguiente imagen podemos ver al equipo de redacción que hacía posible la White Dwarf española. Son, de izquierda a derecha: Mª José López, Oriol Nin, Patxo Sans, Olga Giménez, Juan Pascual, Jordi Ferré y Jaime Molina.
 


 


Las tiendas Games Workshop

Ya vimos en nuestro anterior artículo que la primera tienda GW de España es la veterana Jocs & Games. En 1994 no vimos ninguna tienda nueva, pero en 1995 asistimos a la apertura de la segunda tienda GW de España, esta vez ubicada en Madrid, en el nº 26 de la calle Princesa.
 

 

Las tiendas Games Workshop eran fundamentales para expandir el hobby Games Workshop. No solo encontrabas todos los juegos y miniaturas sino que los dependientes eran aficionados también que te ayudaban a iniciarte. Además, se celebraban partidas, había presentaciones de juegos, talleres de pintura y las famosas reinauguraciones.
 


 

Con las reinauguraciones GW se aseguraba que montones y montones de chavales conociesen la tienda oficial, y para ello la reinauguración se convertía en una fiesta del hobby, con importantes descuentos.
 
GW Madrid.

 

Como podemos ver en la siguiente imagen, la reinauguración de la primera tienda GW de Madrid se hizo el 11 de marzo y contaba con una gran variedad de descuentos. Además, la inauguración se hacía un sábado y con un horario ininterrumpido de 10 a 20:00.



 
En 1996 se abren tres nuevas tiendas, la del Centro Comercial Glòries (en Barcelona), la de Zaragora (en la calle Francisco de Vitoria) y la de Valencia (Roger de Llúria). Esto hace un total de cinco tiendas oficiales.
 
GW Valencia.

 

La reinauguración del CC Glòries se hizo el sábado 1 de junio e incluía un 20% de descuento en todo. La de Zaragoza se hizo el 15 de febrero de 1997 y la de Valencia el 15 de marzo.

Y llegamos a 1997, cuando se abren cuatro nuevas tiendas GW: la de Palma de Mallorca (en la calle Bonaire), la segunda de Madrid (en la calle Rafael Salgado), la de Bilbao (Pérez Galdós) y la de Valladolid. Esto hace un total de nueve tiendas oficiales.

GW Bilbao.


 
Da igual la tienda, en todas podemos ver a su público objetivo, los adolescentes (y jugando y pasándoselo pipa):
 

 

 

 

 
 
Los puntos de venta, o cómo "expandir el Hobby Games Workshop por todo el mundo".
 
En esta expansión y crecimiento de GW en España fueron tan importantes como las tiendas oficiales los puntos de venta, es decir, establecimientos donde había (como mínimo) un expositor de GW. Su importancia radica en que estos establecimientos son muy variados, desde la tienda especializada en juegos de rol (como Ateneo o Arte 9) a la de maquetas, pasando por librerías, papelerías y hasta videoclubs. 
 
"Centro del Hobby" en Joker.

 
De esta forma, los puntos de venta hicieron que los juegos GW llegasen a multitud de pueblos y no solo a capitales de provincia. La revista WD nos fue informando puntualmente de los nuevos puntos de venta. Así tenemos que, en mayo de 1995 había 32 puntos de venta y en noviembre se llega a los 81.

En enero de 1996 hay ya 97 y un año después 144. Y en marzo de 1998 se llegó a los 236 puntos de venta.
 
Gremio de Dragones.

 
Como hemos dicho, fueron muchas las tiendas especializadas en juegos de rol y cartas las que adoptaron un "Centro del Hobby". Por poner unos ejemplos que aparecen en la WD #10: Ronin en Vitoria, El Baluarte y Akira Cómics en Madrid, Valhalla y Gremio de Dragones en Valencia, Micrón en Valladolid, Joker en Bilbao...

Y como hemos dicho, un "Centro del Hobby" en los establecimientos más variados: New Canadian Store, Norma Cómics, Megaland Hobby (en Antequera), Comercial Quintana (en Melilla), Casa Vicente Martínez (Ceuta), Modelismo el Estandarte (Jaén), Bazar Barta (Pozuelo de Alarcón), Juguetería Técnica Ramón (Pamplona), Papelería Bulevard (Parla), Librería Ilicitana (Elche), Game Zone (Sevilla), Jugueterías Poli de Madrid, Video Hobby (Motril), Los Guillermos (Córdoba), Algevídeo (Algeciras), Librería Juan de Mairena (Lucena), Vídeo Club JR (Barcelona), Vídeo 100 (Torre del Mar) y un largo etcétera.

Micrón.


 
¿Gastos de envío gratis? 
 
Hoy en día todas las tiendas que venden por correo ofrecen gastos de envío gratis al superar una cantidad (unos 60 €), pero a mediados de los noventa no era nada común (solo hay que ver los anuncios de las tiendas). Posiblemente, el Servicio de Venta Directa de GW fue el primero en realizar esta serie de ofertas. De hecho, siempre estaba innovando de una u otra forma para incentivar las ventas.

Ya vimos cómo para la campaña de Navidad de 1994 realizó la oferta de gastos de envío gratis si superabas las 10.000 pesetas. Para la campaña de Navidad de 1995 incluso se superó, pues además de los gastos de envío gratis te regalaban una caja de miniaturas de plástico.
 
En marzo de 1996, y con motivo del Apocalipsis 100 (ya había cien tiendas GW por todo el mundo), también se realizaron ofertas. En la campaña de Navidad de 1996 se lanzó el "Cupón de regalo para Navidad", como las tarjetas regalo de hoy del grupo Inditex, para que tus abuelos o padres no te comprasen las minis equivocadas o que ya tenías. También de 1996 es la posibilidad de comprar cualquier miniatura directamente a la fábrica de miniaturas Citadel porque el catálogo era amplísimo.
 
Varias de las ofertas con motivo del Apocalipsis 100.

 

En 1997 la innovación vino con el sistema de pedido anticipado, mediante el cual te asegurabas tu Códex, que recibías en casa en cuanto saliese y con gastos de envío gratis. Y desde noviembre el Servivio de Venta Directa admitía pedidos por teléfono ¡incluso los domingos!
 
Otro reclamo fueron las "Cartillas de Organización de Ejército": cada vez que comprabas un blíster en una tienda GW te sellaban la Cartilla y cuando completabas una sección te regalaban un blíster.

La llegada del "metal blanco" también supuso una oferta: tres blísteres o cajas de plomo por el precio de dos.
 
Se ve que el Servicio de Venta Directa estaba continuamente negociando los gastos de envío para que saliesen de la forma más económica. Un ejemplo de ello es que, a partir de septiembre de 1995, llegaron a un acuerdo con Servi Pack para que los envíos fuesen en 24 horas por tan solo 375 pesetas; en la WD anterior podemos ver que con MRW tardaban dos días y tenían un precio de 1.300 pesetas en la opción de contrarreembolso (u 800 si lo hacías con tarjeta de crédito).

Yo quiero trabajar en GW
 
En la revista WD vemos que continuamente necesitaban personal (era una empresa en expansión con apertura de tiendas nuevas por toda España). Seguramente, este fue el sueño de no pocos jugadores: trabajar en una tienda enseñando a jugar, pintar y que encima te paguen por ello...
 

 

Además, existía la posibilidad de subir en la empresa y... ¿quién sabe? Quizá en un futuro hasta diseñar un juego o esculpir miniaturas. La propia WD nos contaba que diseñadores de la talla de Andy Chambers habían empezado en GW desde cero: trabajando en Mail Order. 
 

 
 
Dejamos aquí este repaso a la Historia de GW en España. Nuestro próximo artículo será el último, pues se ocupa de los años 1998, 1999 y 2000, terminando así este repaso a la Hª de GW en España durante el siglo XX. 
 
¡Espero que os haya gustado!

Enlace a la 1ª parte: Hª de GW en España (desde sus orígenes hasta 1994).

12 comentarios:

  1. Que tiempos, en esa época conocí yo todo el mundillo de Warhammer, aunque tardé aún unos añitos en empezar a coleccionar ejércitos propios. Me encanta la mercadotecnia de GW de esa época; la "época roja", como, de manera informal y si no recuerdo mal, se conoció después. Aún conservo catálogos 'eavy metal' y alguna WD (de hecho la que seguro que tengo sale en el post, la nº9 con los Ángeles Oscuros en portada).

    Por cierto, el párrafo donde hablas de 6a edición en realidad hablas de la 5a. La 6a llegó en el año 2000.... y sin coletillas de "no hace falta que compréis los libros otra vez". Aquello sí que fue borrón y cuenta nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, vaya errata: primero he puesto 5ª y luego, no sé cómo, he puesto 6ª. Bueno, ya está corregido (¡gracias!).

      Pues eso de "época roja" no sé a qué se refiere. Me has dejado con la curiosidad...

      En nuestro grupo también comenzamos a jugar por estos años, precisamente porque GW llegó a la LIBRERÍA donde comprábamos juegos de rol y cartas (y recalco lo de LI-BRE-RÍ-A porque era una librería de calidad, no un establecimiento de esos que solo tienen best-sellers). Sin duda, son unos años muy buenos donde podías encontrar una buena oferta. Años después se dejó de ver esa variedad en mi ciudad...

      Eliminar
    2. Lo de época roja se utiliza para hacer referencia al estilo de pintado que empleaba GW para las minis fotografiadas en sus catálogos; se aficionaron por la profusión de detalles rojos, en casi todas había algo rojo.
      Por alguna razón, aquel estilo de miniaturas, más caricaturescas y burdas que las refinadas minis de plástico que hacen ahora, para mí tenían más gracia, siempre me han gustado más. Objetivamente las de ahora son mejores, pero aquellas minis... sí, las había horribles, pero hay otras que tienen tantísimo encanto, y un empaque perfecto, sin excederse de tamaño o recargarlas de detalles.

      Eliminar
    3. Ah, pues qué curioso con lo del rojo. Me fijaré más a partir de ahora.

      Sí, para mí las minis de esa época tienen un encanto que no tienen las de ahora, supongo que será por la nostalgia o porque son las primeras que conocí.

      Por cierto, que en Twitter Dan Gordillo me ha contado, en relación a lo último que he escrito en la entrada, que Juan Díaz comenzó currando como dependiente en la tienda GW de Bilbao y terminó yéndose a UK a esculpir miniaturas.

      Eliminar
  2. Buenas Noches.
    Gran época para los que trabajamos en GW aquellos años, en mi caso pasé varios años en la compañía que posiblemente fueron en los que mejor me lo he pasado trabajando. Gente estupenda que recuerdo con mucho cariño.

    Y verme ahora, otra vez, en una foto de Rol de los 90 no tiene precio. :-D

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, qué sorpresa, José Luis.

      Sabía de tu colaboración con Joc Internacional y SATM, pero no que habías trabajado después para GW.

      Eliminar
    2. Si, fui Jefe de Tienda y luego Area Manager, de 1996 hasta finales del 99

      Eliminar
    3. Buah, entonces conociste los entresijos de GW como empresa

      Eliminar
  3. Aún recuerdo cómo siendo niño miraba con fascinación las cajas de Necromunda en librerías, y al señalárselas a mis padres con curiosidad..... ! Ponían malísima cara y me daban un tirón del brazo como intentando alejarme de algo peligroso 🤣 ¿ Recordáis que en la década de los 90 los juegos de rol estaban mal vistos por mucha gente ?
    También es alucinante el brutal aumento de precios en miniaturas y codex, aunque puede que esté justificado en parte por la mayor calidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con respecto al Necromunda es muy llamativo que cuando lo descatalogaron, en el 98 o 99, ¡lo regalaban con la suscripción a la White Dwarf!

      Eliminar
  4. Hace ya un montón de años fuimos a ver si podíamos poner un cartel de nuestras jornadas en la tienda de GW de la calle Princesa, jornadas de rol, WH, Magic y alguna cosa más. La respuesta fue que no podían ponerse carteles en los que apareciese la palabra rol, que si queríamos poner un cartel tenía que ser anunciando solo la parte de WH.

    En otro ocasión estábamos viendo unas partidas de demostración, en un momento dado un amigo le estaba enseñando a otro unas Magic que acababa de comprarse en una tienda cercana, entonces uno de los empleados se nos acercó y nos dijo que no podíamos estar con cartas en la tienda.

    GW siempre tuvo una política un tanto sectaria que a mi personalmente me asquea bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con razón no quisieron publicar ni su propio juego de rol... ;-) No, es broma.

      Sorprende esa actitud, aunque me lo imaginaba. Otra cosa es que por estos años GW empieza a regalar material promocional a los clubes que organizaban jornadas y demás (son varios los anuncios que encontramos en la WD), aunque viendo lo visto es posible que fueran muy selectivos.

      Eliminar