sábado, 4 de abril de 2015

La caja roja de Nestlé, digo de Dungeons & Dragons

Esta reseña ha sido posible gracias a la colaboración de Traso de Sagasta, no solo por prestarme las fotos de su caja roja, sino también por la información y los datos que me ha proporcionado.

Este 2015 se cumplen treinta años desde que la editorial Dalmau Carles Pla tradujese la famosa caja roja de D&D.  El juego original en inglés data de 1974 y lo publicó la editorial TSR (Tactical Studies Rules). ¿Sus autores? Gary Gygax y Dave Arneson.



La versión que se tradujo aquí en España en 1985 se corresponde con la americana de mayo de 1983 (que a su vez era una reedición de una versión de 1977). Esta edición americana de 1983 se presentó en una caja roja con una ilustración en la cubierta de Larry Elmore. En España se respetó el mismo formato.

Aquí la podemos comparar con la caja roja de Aventuras en La Marca del Este.

En 2010 Wizards of the Coast (la actual propietaria de los derechos de D&D) lanzó otra caja roja imitando a esta en la estética, pero con las reglas de la cuarta edición. En España, la editorial Devir también sacó esta caja simultáneamente a la edición americana.


Pero veamos el contenido. Acostumbrado a las cajas del Advanced (o incluso al D&D de Borrás) que traían mucho material (mapas, pantalla del Master, figuras troqueladas, etc.), el contenido de esta primera caja puede parecer algo pobre al aficionado que se acerca a ella por primera vez: un juego de seis dados y dos cuadernillos con encuadernación en grapa; eso sí, con portada a color de Larry Elmore. Hoy también llama la atención que tanto el Manual del jugador como la Guía del Dungeon Master tengan la misma ilustración.




Veamos primero el Manual del jugador. Tiene 64 páginas más las contraportadas, que no se desaprovechan y tienen distinta información. Un repaso rápido a los créditos:

Autores: Gary Gygax y Dave Arneson.
Revisión: Frank Mentzer.
Ilustraciones: los clásicos y geniales Larry Elmore y Jeff Easley.
Traducción: Olga Montero.
Supervisión de la edición española: Alejandro Zarzalejos.




En cuanto al contenido, podríamos destacar que incluye una aventura para jugar en solitario y la descripción de todas las categorías de personaje, que son siete: guerrero, clérigo, mago, ladrón, enano, elfo y halfling (todavía no se dintinguía entre profesión y raza).


El guerrero.

Este manual también incluye los hechizos: ocho para el clérigo (todos de nivel 1) y veintitrés para el mago (doce de nivel 1 y once de nivel 2).

El clérigo.


La ilustración del enano (ver a continuación) nos suena a muchos porque apareció en la Guía del Juego de Rol que publicó la editorial Zinco en 1992. 
El enano.
En la siguiente imagen podemos ver un ejemplo de condensación de la información: tenemos el apartado de "Experiencia", el de uso de los "Dados" y el inicio de la "Aventura en solitario".


Y en esta otra que en ese momento las reglas solo permitían que los PJ llegasen hasta el nivel 3.


Por último, en la contraportada, la hoja de PJ. Muy útil que esté aquí para que cuando la fotocopiemos no terminemos desencuadernando el libro.


La Guía del Dungeon Master tiene unas páginas menos: 55 más las contraportadas, que también se utilizan para información como vemos en la siguiente imagen.


En cuanto a los créditos, los mismos, pero esta vez aparece junto a los ilustradores anteriores Jim Holloway.


Básico es el capítulo de monstruos. Podríamos decir que hay cien, que parecen demasiados para las páginas que tiene el libro. Esto se consigue porque apenas hay imágenes y las descripciones son muy escuetas. Además, muchos de ellos aparecen agrupados en una tabla. Así, tenemos un oso blanco, un oso pardo..., y esto también pasa con las arañas, los dragones, los murciélagos, etc.

Otro elemento fundamental en una partida de D&D, y que no podía faltar en la Guía, es el tesoro. En la imagen anterior también encontramos una ilustración muy conocida por aquellos que leímos la mencionada revista de la editorial Zinco.

También encontramos en la Guía otra aventura, pero esta vez para varios jugadores, y las secciones habituales: combate, creación de dungeons, tablas de referencia, etc.

Por último, en la contraportada un siempre útil índice conjunto tanto del Manual como de la Guía.

Aquí, junto con varios manuales del jugador.

En cuanto a los suplementos, Dalmau llegó a publicar tres aventuras (todas ellas en 1986) antes de perder la licencia: La fortaleza en la frontera, El palacio de la princesa de plata y La ciudad perdida.

Es tan fino que apenas se ve con sus hermanos.
 Para terminar, ¿qué pasa con el que quiera adquirir esta caja roja? Pues que lo tiene muy difícil. Al problema de que hay muy pocas a la venta se suma que quizás es el juego de rol que se cotiza más caro. A día de hoy solo he encontrado dos a la venta, y al precio de 3.000 y 10.000 € (sí, habéis leído bien, no se me ha escapado un cero de más). En esta última, la de 10.000 €, el vendedor regala en el pack todas las aventuras que hemos mencionado anteriormente. A muchos estos precios nos parecen una broma o una locura. De todas formas, tened cuidado cuando se trate de cantidades tan altas porque en algún foro he leído que hay timos.


Junto con otras Guías.


6 comentarios:

  1. Me ha encantado.
    Aunque yo antes era "anti d&d" con los años he visto lo q representó para el mundillo y esta caja para el rol en España.
    Sería muy curioso poder leerlos manuales ahora.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Chubasco.
    Sí, disponer de los manuales para leerlos tranquilamente tiene que estar bien.
    Yo la caja que conocí y tuve fue la de Borrás, y la verdad es que le guardo mucho cariño.

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuántos recuerdos!, esta caja llegué a leerla, pero comencé a jugar con la caja negra de Borrás, que era posterior, aunque con el mismo contenido mas algunas figuras destroquelables y mapas para jugar. Grandes tiempos, si señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guardián, entonces recordarás de la caja negra el dungeon de Zanzer Tem y a Axel, el pnj que comienza en la celda con los pjs... :)
      Si no estuviese tan cara me la volvería a comprar.

      Eliminar
  4. Gran entrada. Por azares del destino, pude tener entre mis manos una copia de esos manuales (sin la caja) y leerlos. Al hacerlo notabas cómo te encontrabas presenciando la prehistoria del rol: explicaciones paso a paso, indicaciones elementales ("lee primero este libro!"), la necesaria partida introductoria... porque ¿cómo enseñas a alguien a jugar al rol cuando no hay nadie del que puedas aprender? Bien, estos librillos lo conseguían. Desde luego, su lectura será interesante para cualquier aficionado al rol.

    Estoy de acuerdo en la recomendación sobre la prudencia respecto a las compras por esos elevadísimos precios. Y mi opinión: sinceramente, no merece la pena gastarse tanto dinero, incluso para el que esté pensando en "inversión".

    Un saludo
    CdP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Raúl. En efecto nos encontramos en los orígenes del rol en nuestro país. Hace poco he leído una entrevista a Ricard Ibáñez donde contaba que una de sus primeras experiencias roleras fue presenciar una partida de D&D allá por el 82...

      Eliminar