lunes, 7 de mayo de 2018

In Nomine Satanis / Magna Veritas. Primeras impresiones.

Hace unos días recibí mi ejemplar de INS/MV fruto del mecenazgo realizado por No Ctrl-Z  y terminado el pasado mes de enero. El clásico de los 90 volvía bajo el brazo de esta pequeña editorial que cosechó un notable éxito. En este juego, nuestros personajes son ángeles o demonios encarnados en humanos que luchan en la tierra entre sí en una guerra aparentemente sin destino ya que el cielo, el infierno y las jerarquías que los rigen parecen haberse esfumado. 

El paquete completo

Este ha sido uno de los mecenazgos más rápidos que yo recuerdo, apenas cuatro meses desde que se terminó la campaña hasta el comienzo de entregas.
 

Yo hice mi aportación el primer día de campaña, ya que así el precio era 30 euros; a partir del segundo día era 34. No hice aportaciones de ningún añadido, solo participé para obtener el libro físico, el cual viene acompañado por un par de marca páginas y un bloc de hojas de personaje, que se está convirtiendo ya en una recompensa  clásica en los mecenazgos. A mí me viene bien porque con un puñado de fichas así voy a tener para mucho tiempo y si tienes fichas de un juego, para mí, es un aliciente si voy a jugar en un momento determinado ya que hace mucho que no tengo impresora. Señores que hacen mecenazgos, regalen siempre fichas a sus mecenas, recuerden que hacen libros para que juguemos.

Contraportada

El resto de recompensas fueron todos añadidos al contenido del libro original y a las características del propio libro. Concretamente, mejora del grosor del papel, dos aventuras (una de Ricard Ibáñez y otra de Álvaro Loman) y la última que fue pasar el manual a tapa dura. Estas mejoras hicieron que el libro pasara de unas 160 páginas originales a las 215 que tiene ahora, algo mucho más decente para el precio que tiene. Aquí vemos el índice para que podáis ver el contenido desglosado.


A continuación voy a comentar un poco sobre el contenido, que a grandes rasgos puedo decir que me gusta, y después voy a comentar sobre el libro en sí, que no me gusta tanto.

El contenido

Por un lado tenemos un aspecto muy bueno: bonita maquetación, se lee bien, letra grande, estilo coloquial/gamberro por el trasfondo del propio juego... Yo no necesito libro a color pero bueno, está bien y hay que pagarlo. Las ilustraciones en su inmensa mayoría no son el estilo que me gusta, pero son llamativas y entiendo que tiene su público, es cuestión de gustos. La portada, sin embargo, me encanta; me esperaba un arte similar en el interior y no tiene nada que ver. En cuanto a la corrección, he de decir que leyendo por encima he encontrado varias erratas, aunque no de ortografía; yo no sé lo que es normal pero creo que se debería afinar algo más la próxima vez.

Por otro lado, tenemos un sistema sencillo. No lo he leído todo ni mucho menos, pero me da la sensación que el fuerte del juego es la personalización del personaje, dependiendo a qué ángel o demonio superior pertenezca tu personaje pues tienes una serie de habilidades y poderes propios que puedes utilizar. Esto no quiere decir que te vayas a perder en una maraña de hechizos y cosas así; las posibilidades no son tan extensas como para que sea lioso, pero son suficientes como para que dos personajes del mismo ángel superior no sean iguales más allá de características básicas. La tirada básica es tres dados de seis caras. Cada número por debajo de tu valor de característica es un éxito. Para las tiradas más fáciles hace falta un éxito y para las más difíciles hacen falta tres éxitos. Si sacas 111 ocurre algo especialmente bueno y si sacas 666 se te aparecen Iron Maiden ocurre algo especialmente malo.

Algunas ilustraciones sí me gustan



Ejemplo de maquetación

Tras lo que los autores consideran como libro básico (creación de personajes y personalización, explicación de sistema…) encontramos unos capítulos que tratan como suplementos, pero yo no los habría llamado así, ya que si los van a meter dentro del libro desde un primer momento, podrían haber hecho otra denominación.

El primero de ellos es Familiares y Soldados de Dios, donde te explican la existencia y cómo actúan algunos seres sobrenaturales inferiores a los personajes, que pueden ser como una especie de ayudantes, familiares para los demonios y soldados de dios para los ángeles. Después viene Guerra de Redes I, que es como una ayuda para la creación de aventuras, seguida de una aventura introductoria.

Primera aventura

Después viene Guerra de Redes II, que echando un ojo por encima parece como una especie de campañita. Seguidamente vienen tres aventuras más: Los hijos de Enoc (Ricard Ibáñez), Sitcom(Álvaro Loman) y Levántate y Desparrama (Héctor Cuñat Núñez).

Mapa de Barcelona para otra aventura

Como podemos ver, muchas aventuras; a mí me gusta que los libros básicos traigan alguna aventura, pero creo que cinco es excesivo. Yo hubiera preferido un par de aventuras y haber puesto un capítulo más centrado en el trasfondo, ya que este parece diluido a lo largo del libro entre las mismas reglas y una serie de microrrelatos que se leen en el transcurso del manual, de los cuales hay muchas páginas. El libro acaba con algún material de ayuda como los típicos personajes pregenerados, hojas de personaje en blanco y cartas para la aventura introductoria.

PJ ángel pregenerado

El continente
Debo decir que no estoy contento con las calidades del libro. La meta final de pasar el libro a tapa dura creo que ha perjudicado el resultado final. Sí es verdad que la tapa dura en sí cumple su función: se ve recia, es dura, pero el libro en general se ve endeble. No da la sensación de ladrillo duro como otros de tapa dura que tengo, ni de aguantar bien los años (ojalá me equivoque). Esto puede ser cosa de sensaciones, pero lo que no es subjetivo para nada es que la contraportada del libro es más ancha por abajo que por arriba (al menos mi ejemplar, lo comprobaré con los que vea en tiendas o de otra gente). La portada del libro mide 21,5 cm por arriba y por abajo mientras que la contraportada mide 21,6 cm por arriba y 21,8 cm por abajo. Yo no es que vaya midiendo libros pero es que canta mucho. He hecho estas mediciones con otros cinco libros de tapa dura, unos más gordos y otros más estrechos y ninguno tiene medidas exactas e iguales, pero en todos ellos, como mucho se varía en 1 mm. Mirándolos a propósito no se distingue apenas, pero 3 mm sí se nota a simple vista (casi medio centímetro).

Esto no influye para nada en el contenido del libro y hay gente a la que le puede dar igual, pero la sensación que da no es buena. Desconozco qué ha pasado, pero ojalá en futuros trabajos los responsables de esto exijan mayor calidad a los encargados de producir estos productos, que supongo ha sido la empresa que viene en los créditos como impresores PrintColorWeb.

Resumiendo: como juego, un juegazo: me gusta y espero jugarlo pronto; como libro, mucho que mejorar a mi juicio.

Negrus


_____________________

Recuerda que puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter o Google+.
Contacto: roldelos90@gmail.com  

4 comentarios:

  1. No te pasa en el tuyo, que en el lomo, donde une la cubierta interior con el bloque de hojas, queda muy despegado, dejando el bloque en el aire, sujeto solo por las cubiertas, y que hace ese ruido de despegarse de la portada y contraportada, aparte de dejar un hueco preocupante en el lomo, entre la union de la portada y la contraportada, contra el bloque de hojas del libro?, dependiendo de como abras el libro, podemos hablar de casi una separacion de medio centimetro.

    ResponderEliminar
  2. Buenas Hitman666, sí, el mío está así también. Y los que voy preguntando están así todos.

    ResponderEliminar
  3. aplaudo esta critica por ser la primera sincera que leo en la red, aunque yo seria mas afilado aun. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias objetor_K, yo solo intento hablar lo más neutral que puedo, lo que pasa que cuando me gusta algo lo dejo claro y al contrario me gusta decirlo igual

    ResponderEliminar