sábado, 23 de diciembre de 2017

Mortadelo y Filemón: el juego de rol que pudo cambiarlo todo

A principios de los años noventa los juegos de rol estaban en auge. Si en 1990 aparece el primer juego de rol español, en 1991 JOC Internacional hablaba de “ocio inteligente” o “la moda es el juego de rol”. Un año después llegaba el archifamoso Advanced Dungeons & Dragons, e incluso los primeros juegos en catalán. 1993, por su parte, vio nacer seis editoriales nuevas y tres revistas más

1994 es un año decisivo. “Mortadelo y Filemón, el juego de rol” está listo para publicarse en Navidad. Además, tiene detrás una gran editorial (Ediciones B). Este juego puede dar el impulso definitivo al Rol en España y, sin embargo… 

Mortadelo y Filemón en una partida de rol.


“El juego de rol que no fue”

En efecto, todo el mundo estaba de acuerdo en que la publicación de un juego de rol de Mortadelo y Filemón podía dar a conocer los JDR a un gran número de nuevos aficionados. Que una gran editorial especializada en otro sector fuese la encargada de publicarlo, era otro importante factor muy a tener en cuenta.

Es verdad que ya teníamos un caso precedente, Zinco con su AD&D, pero no nos engañemos: tanto en 1994 como en la actualidad Mortadelo y Filemón eran (y son) mucho más conocidos entre los españoles que Dungeons & Dragons.

Y es que aunque Mortadelo y Filemón no fuese, quizá, el juego más esperado por los roleros con experiencia, este era, sin duda, el juego de rol comercial por excelencia:

“Ediciones B. El gigante editorial del cómic español (…) se va a lanzar con vistas a la campaña de Navidad al mundo del rol con un juego basado en dos de sus personajes más populares: Mortadelo y Filemón (…) nos parece ideal para acercar al medio a un montón de chavales aficionados al cómic y que, gracias a esta experiencia, puede que opten por profundizar en el resto de juegos. No hay que olvidar los millones de tebeos que se llevan vendidos de estos personajes y la aceptación popular que tienen” (Dosdediez nº 4, mayo de 1994).

Con Ediciones B el juego habría llegado a un gran número de puntos de venta. Así, esa Navidad, con el libro en los escaparates y la portada del maestro Francisco Ibáñez, el juego se habría vendido seguramente entre muchos padres y abuelos que no sabrían ni lo que era un juego de rol, un caso muy parecido al de El Señor de los Anillos en 1989.

Además hoy sabemos que, sobre todo, su publicación podía haber sido una buena defensa ante la debacle que se avecinaba en este fatídico año.

Carlos Moreno

Para escribir este artículo, además de consultar las revistas de la época, me he puesto en contacto con sus autores: Fernando Tarancón y Arturo Sola. Este último es el que más información recuerda y tiene de aquella época:

“Durante todo el día he estado entre viejos papeles que guardaba, no sabía muy bien para qué, desde hace más de 20 años. Al final de la búsqueda también he abierto la carpeta que tiene el título de Carlos Moreno y la verdad es que he sentido una pena enorme. Entre los recortes con las lindezas que la prensa dedicó al rol tenía también una foto de la manifestación que se hizo en la marquesina del autobús donde sucedió el crimen, apenas 50 personas, “roleros” todos, entre los que nos encontrábamos J. F. Garzón de Ludotecnia, Fernando Tarancón y yo mismo que fuimos desde Bilbao”.

Pero una cosa tiene muy clara Arturo: “el crimen de Madrid no fue la causa directa, aunque ayudó a que la enorme ilusión que tenían en la editorial se viniese abajo y que el momento no fuese el mejor para editar el juego”.

Pero veamos esta historia con un poco más de profundidad.

En el principio fue Akira

Aunque la primera noticia que tenemos del juego de rol de Mortadelo y Filemón se da en los primeros Día de Joc (abril de 1994), para buscar los orígenes hay que retrotraerse a 1992. En efecto, el juego de rol que Arturo y Fernando presentaron a Ediciones B a principios de 1992 no era el juego que hoy nos ocupa, sino Neo Tokyo 2.030, un JDR basado en el famoso manga japonés Akira de Katsuhiro Otomo, que por esas fechas editaba la propia Ediciones B:

“La primera reunión con Ediciones B (en sus antiguas oficinas) es buena y aunque no era Mortadelo y Filemón la razón de nuestra visita (…), por una (genial) ocurrencia de Alex Lareo, el tema surge y ahí queda”.

Aunque pronto surgen los problemas. Según Arturo (en la entrevista que Eduard García les hace durante los Día de Joc), “surgían muchas dificultades con el tema de derechos de los japoneses” (Líder nº 41, mayo de 1994).

Más en concreto:

“La gente de Kodansha, licenciataria de Akira, plantea que usemos el material gráfico de la película en vez de la del manga…”. El caso es que aunque el sistema de juego ya estaba desarrollado, tanto Ediciones B como Fernando y Arturo ven cada vez más en Mortadelo y Filemón una opción más interesante.

Y así llegamos al 6 de noviembre de 1992, cuando estos bilbaínos reciben un fax de Ediciones B que dice: “Me complace informaros que Francisco Ibáñez ha dado su conformidad a este proyecto y está dispuesto a colaborar en la realización del mismo. ¡Felicidades!” 

Ejemplar de Fanhunter de Arturo, dedicado por Chemapamundi, y donde hace referencia a la publicación de Mortadelo y Filemón.

¿Un sistema de juego para Mortadelo y Filemón?

En enero de 1993 Arturo y Fernando reciben el contrato, se firma y cobran un anticipo. Además, ediciones B les envió todos los tebeos publicados y los que iban saliendo nuevos. Según la entrevista a Unai Ruiz Lacasa (en Líder 45, enero de 1995), el trabajo se divide: Arturo se encargará del reglamento y Fernando de revisar, recopilar y crear las fichas de inventos, PNJ, armas, etc. Además, se contó con Álex Lareo para la maquetación.

Veinte años después, Arturo me confiesa que:

“Cuando planteé la opción del juego de rol de Mortadelo y Filemón no tenía NI IDEA de cómo podría hacerse o de si podría hacerse (pero se hizo). Recuerdo una visita a Ludotecnia (bilbaínos como nosotros) en la que Igor Arriola me decía algo así como “¿pero cómo has podido hacer un reglamento para jugar a Mortadelo y Filemón? Yo creo que es imposible”, y no lo decía cualquiera. El secreto: unas reglas muy simples y la TIRADA de CHIRIPA, que daba toda la emoción al juego”. 

"Hoja de Agente" utilizada en los testeos.

Hay una reseña de Xavi Garriga (Farsa´s Wagon, actualmente en Devir) publicada en la revista Dosdediez (nº 5, julio de1994). Este precisa que lo que tiene es una copia del reglamento, aunque sin maquetar ni ilustrar.

El juego

En Mortadelo y Filemón los PJ encarnan a agentes de la TIA (Técnicos de Investigación Aeroterráquea) y deben llevar a cabo peligrosas misiones, tan variadas como recuperar el sulfato atómico o proteger a la selección nacional de fútbol.

Esta es parte de la introducción, titulada “Cómo se estructura el libro…”

“La primera parte del libro es una historieta de Mortadelo y Filemón que muestra qué es un JUEGO DE ROL de forma visual. Las viñetas, sin embargo no van a acabar aquí, pues a lo largo de todo el libro van a estar muy presentes.Tranquilos porque vais a tener todas las viñetas que queráis.
La segunda parte es el reglamento del juego de rol, el cual te permite jugar a ser un agente de la T.I.A. y poder imitar a los tronchantes super-agentes Mortadelo y Filemón. Aunque ahora no entiendas de qué te estamos hablando (si nunca has jugado a rol) no te preocupes, más adelante te explicaremos todo lo que necesites saber para utilizar este libro. Y no has leído mal, jugarás a ser un agente de la T.I.A.
La tercera parte es la recopilación, un juego de rol no sería nada si no contásemos con material para que los jugadores utilicen durante las partidas. Aquí puedes encontrar TODO (o casi todo) lo que esté disponible en los almacenes de la T.I.A. o acabe de salir calentito del laboratorio del Pr. Bacterio.
Esta parte puede servir como una modesta Enciclopedia de Mortadelo y Filemón, en la que se encuentran los objetos que han utilizado en sus aventuras, los personajes más importantes que han intervenido… y otras anécdotas acuñadas a lo largo de más de 35 años”.

A partir de aquí, se daba al lector la opción de leer una introducción diferente según fuese “novato”,“principiante” o “experto” en el rol:

“Incluso a lo largo del reglamento había recuadros de color diferente para ayudar a los novatos a entender mejor las reglas”.

En este sentido, el libro estaba preparado para cualquier tipo de lector, no era solo un “juego de rol” estándar. Además, la mezcla total de viñetas y texto hacía que no fuera nada aburrido de leer.

El tema de la Enciclopedia es otro a destacar: “Literalmente había fichas de TODOS los personajes, inventos, enemigos, armas y demás, aparecidos en las historias largas durante esos 35 años de Mortadelo”. Solo como libro recopilatorio me imagino que ya era un buen material para el coleccionista. 

Fichas originales de El Súper y Bacterio.


Según Xavi, los autores habían sabido reflejar perfectamente la filosofía de los guiones de Ibáñez. Además, el juego estaba escrito en tono humorístico.

En cuanto al sistema, era muy sencillo. Se tiraba 1d12 y el objetivo era sacar menos que tu puntuación en la habilidad. Si fallabas, seguramente el PJ sufriría un terrible percance…

Había cuatro Características principales (Fibra, Maña, Nervio y Astucia) y diecisiete Conocimientos (que iban desde Conducir automóviles hasta Bricolaje). Luego había dos características especiales: Cambiazo y Disfraz (claros referentes al tebeo). Mortadelo es el rey de los disfraces, así que con Disfraz todos los agentes tienen un pequeño conocimiento sobre este noble arte:

“De este modo, en cualquier situación difícil, los PJ pueden recurrir a los disfraces que sepan utilizar para intentar escapar o forzar la rendición del malo de turno”.

Con respecto al Cambiazo, este se podía utilizar, como su nombre indica, para hacer un cambio rápido, como por ejemplo sustituir el maletín con los planos que buscamos por una caja de zapatos vieja y huir antes de que la víctima se dé cuenta de ello. 

"Hoja de Agente" aparecida en la revista Dosdediez (1994).

Un tema que me parece muy moderno es el de intentar definir a los PJ con dos o tres adjetivos. Por ello, a cada valor numérico le acompaña un adjetivo definidor: “Maña (5) Chapuzas”. Por último, está la regla / tirada de Chiripa, mediante la cual los PJ pueden intentar acciones absurdas, de las que solo pasan en los tebeos de Mortadelo.

El manual se cerraba con dos aventuras: una de ellas era una adaptación de una de las historietas más famosas de Ibáñez, Valor y al Toro; y otra de autoría propia: El proyectímetro tetrapersonal. Aparte de estas dos aventuras, el fanzine Mercenario (nº 3, mayo de 1994) señalaba que habría un tercer módulo no relacionado con los tebeos, para demostrar que se podía salir de esa temática.

Según José Luis Latasa, quien entrevistó a Arturo Sola en los Día de Joc, el juego saldría para finales de año con todo lo necesario para jugar, incluyendo pantalla y dados. En cuanto a la elección del dado de 12 caras, parece una elección fortuita: “Arturo no sabía qué hacer con este dado cuando se compraba un pack”.

En la entrevista aparecida en la mencionada revista Líder (nº 45) también se nos dice que en Mortadelo y Filemón no hay Puntos de Vida ni nada parecido; es más, en este juego ningún personaje puede morir, tal y como ocurre en los tebeos de Mortadelo y Filemón.

A este respecto, Arturo recuerda una reunión que tuvieron en las nuevas y estupendas oficinas de Ediciones B en las que el propio Ibáñez (que estaba allí por otros motivos) insistió en saludarlos. Fue solo diez minutos, pero al maestro se le vio muy entusiasmado. Arturo recuerda que les preguntó algo parecido a “¿y habrá mamporros como en las historietas?” (le gustó tanto esta palabra que la incluyó en el reglamento) además de “¿imagino que los personajes no se morirán, verdad?”, a lo que ellos asintieron.

Posteriormente, incluso aceptó dibujar unas viñetas iniciales del juego de acuerdo al guion que le enviaron Arturo y Fernando:

“Que aceptase dibujar un guion nuestro no lo teníamos nada seguro… pero aceptó y para mí es una satisfacción ENORME”.

Arturo no tiene ninguna duda: “Todo lo que hizo fue apoyar el proyecto”. 

Viñetas exclusivas para el Juego de Rol.


Presentación

El 16 de abril, durante los Día de Joc 94, se iba a celebrar una mesa redonda de creadores de juegos de rol. A ella asistieron Ricard Ibáñez (Aquelarre), Joaquim Micó (Oráculo), Óscar Díaz (Far West), JuanAn Romero Salazar (Piratas), Pedro Alcántara (Universo), Xavi Garriga (Fanhunter) y, por supuesto, Arturo Sola por Mortadelo y Filemón, aunque en un principio no estaba previsto. Así lo contaba Eduard García, el moderador: “conseguimos fichar fuera de programa a Arturo, recién enterados de su primicia” (Líder nº 41).

En efecto, la noticia es recogida con entusiasmo por las distintas revistas y fanzines que acudieron a las jornadas (Líder, Dosdediez, Sir Roger, Mercenario…). 

Mesa redonda de creadores. Arturo Sola está a la izquierda, entre Ricard Ibáñez y Óscar Díaz.


Como dice Arturo: “Terminamos el juego, seleccionamos todas las ilustraciones que aparecerían y se hizo una maquetación, se probó y se anunció; incluso Ibáñez hizo su parte” (ya hemos dicho que dibujó varias viñetas exclusivas para ilustrar el juego).

“Era evidente que todo el mundo en Ediciones B veía el proyecto con ilusión, desde la dirección hasta la editora que trabajaba directamente con Ibáñez; solo el Director Editorial (un hombre de la vieja escuela) ponía algunas pegas al proyecto”.

A este respecto, para la editorial, que pretendía llegar a cualquier lector de Mortadelo, los dados debían estar incorporados al juego: “eso rompía sus esquemas y fue lo que hizo que el Director Editorial estuviese poco receptivo en un principio”. 

Fichas originales de Inventos: el Sulfato atómico y el Separador de partículas.

A pesar de eso, el juego iba a lanzarse en Navidad, pero lo que nadie se esperaba es que quince días después unos psicópatas asesinasen a Carlos Moreno en Madrid. El resto es historia: el 7 de junio detienen a los culpables y el caso se relaciona con los juegos de rol: salta el escándalo en los medios de comunicación.

“Se continuó trabajando, pero con la premisa de que habría que dejar pasar un tiempo porque no era el momento”.

Pero la situación se iba a complicar por otros factores. Es evidente que las ventas de juegos de rol cayeron por el caso del crimen, pero también porque en junio de 1994 se inicia en España el boom por el juego de cartas coleccionables Magic: The Gathering.

En 1995 se siguió trabajando. De enero tenemos la ya mencionada entrevista en la revista Líder y el 2 de noviembre se reúnen con la maquetadora de Ediciones B para tratar sobre la imagen final del juego. Arturo tiene apuntado en una agenda que la idea era publicar en Navidades de 1996. Sin embargo,

“El 28 de noviembre de 1995 nos comunican que de cara al plan editorial de 1996 deben suprimir el Juego de Rol de Mortadelo y Filemón porque un estudio del departamento comercial les dice que las perspectivas de venta estarían muy por debajo de las tiradas normales para su mercado”.

El fin

Todo parece indicar que la cancelación de Mortadelo y Filemón no obedece a un único motivo, sino a un cúmulo de circunstancias.

Exactamente, el panorama del mundo del rol de finales del 95 es muy distinto al que había a finales de 1992. A la mala imagen que se arrastra por el crimen de Madrid hay que añadir el ascenso de los juegos de cartas coleccionables (con el culmen de la aparición de Magic en castellano en julio de 1995), con el consiguiente descenso en el número de ventas de juegos de rol.

Pero además, parece ser que por estas fechas Ediciones B también estaba sufriendo algunos cambios. Según Wikipedia, la historia de la editorial se puede dividir en dos etapas, siendo 1996 el año bisagra (1987-1996; 1997-presente). Según la wiki,

Desde 1993 se​ buscó un lector más adulto con las revistas Al ataque, El Chou, CO & CO y Top Comics, y los álbumes de El Mercenario y Los libros de Co & Co. En 1996 Ediciones B había cerrado ya todos sus tebeos clásicos, salvo TBO, para centrarse en la producción de álbumes monográficos de sus autores más conocidos (…) Adquirió, en cambio, los derechos de las compañías estadounidenses Disney y Bongo Comics, y con la dirección de Carlos Santamaría Martínez lanzó Top Disney (1996-1999), Minnie Disney (1996-1999)…”.

Al preguntarle hoy en día a Arturo su opinión, me comenta que:

“Cuando retomamos el ritmo estábamos casi a finales de 1995 y por una cuestión económica general (porque no fue un buen año) y por un fin de ciclo en el tebeo, a Ediciones B les entra miedo de fracasar en un proyecto nuevo para ellos pero muy ligado a su personaje “estrella”, Ibáñez / Mortadelo, y ante la duda deciden plantarse”.

Así, el juego de rol que, como decía Xavi Garriga, podía funcionar perfectamente como iniciación para un amplio sector de público no rolero, no llegará a publicarse nunca

El Súper, dirigiendo una partida tras la pantalla.

¿Y después?

Una vez suspendida la publicación, Arturo y Fernando hablaron con Ludotecnia para ver las posibilidades de que se hiciesen con los derechos… Desde el primer minuto lo vieron como algo casi imposible (como así fue).

En 1996 La Factoría intentó comprar los derechos para poder publicarlo, pero no prosperó. Tras esto, Arturo tuvo la idea de reconvertirlo en un juego llamado “Viñetas” y autopublicarlo, pero la idea se quedó ahí.

Por desgracia, nunca sabremos si Mortadelo y Filemón pudo haber cambiado la Historia de los Juegos de Rol en España.


______________________

Recuerda que puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter o G+. Contacto: roldelos90@gmail.com  

6 comentarios:

  1. Ostras, no conocía esta historia o al menos la he borrado de mi mente.

    ResponderEliminar
  2. Una auténtica pena. Yo sí recuerdo haber leído los anuncios en las revistas. Sí hubiera salido creo que habría sido muy beneficioso, la verdad.

    En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pienso lo mismo. Al igual que muchos aficionados se iniciaron en los juegos de rol comprando el MERP sin saber que era un juego de rol, con Mortadelo y Filemón podría haber pasado lo mismo.

      Por poner un caso concreto, tengo un amigo que en 1994 le picó el gusanillo del rol, pero a raiz del crimen como que sus padres se cerraron en banda. Veinte años después se ha iniciado ya por fin a esta afición y le encanta. A mí lo que me da mucha pena es todas las partidas que se ha perdido en estos 20 años.

      En este sentido, un juego como Mortadelo y Filemón seguramente hubiese pasado desapercibido para todos esos padres intransigentes.

      Eliminar
  3. HT Publishers también intento sacar el juego... Y nada. Eso fue hace un par de años.

    ResponderEliminar
  4. buenísima entrada! gracias por escribirla

    ResponderEliminar