domingo, 18 de junio de 2017

Mythos: el juego de cartas de La Llamada de Cthulhu

Ante la fiebre de Magic: The Gathering (1993), los principales juegos de rol (Advanced Dungeons & Dragons, Vampiro, Hombre Lobo, Cyberpunk, El Señor de los Anillos, Kult...) vieron su correspondiente juego de cartas coleccionable (JCC). No es de extrañar que La Llamada de Cthulhu, uno de los JDR más antiguos y carismáticos, se quedase sin uno.



En efecto, la editorial que poseía los derechos del JDR de La Llamada de Cthulhu (Chaosium) publicó un juego de cartas basado en este: Mythos (mayo de 1996). Aquí en España Joc Internacional era la licenciataria de Chaosium, y aunque Mythos no recibió muy buenas críticas, acabó publicándolo en castellano en octubre de 1996.

Mythos es otro juego de cartas que no llegó a triunfar (¿lo hizo alguno aparte de Magic?). Quizá la propia Chaosium sabía ya de antemano que su juego no iba a ser un superventas:
"Chaosium parece ser la única compañía que no piensa sacar más que una edición de su juego y de las posteriores ampliaciones. La razón parece ser, según cuenta el presidente de la compañía, Greg Stafford, que todos los juegos de cartas, por malos que sean, venden su primera edición limitada. Sin embargo, ningún juego de cartas, excepto Magic, vende entera la segunda edición y, por lo visto, Chaosium no se encuentra en su mejor momento económico" (Dosdediez nº 8, julio de 1996).
Aunque hay que señalar que ganó el premio Origins, junto con Legend of Five Rings y Lunch Money, al mejor juego de cartas del 96. Veamos primero el juego y luego su paso por España.

Lovecraft, Harvey Walters y la Metralleta Thompson, todo un clásico.


Mythos: el juego de cartas coleccionables de los Mitos de Cthulhu

Como hemos dicho, Joc Internacional traduce y publica Mythos al castellano en octubre de 1996. La colección básica se compone de 200 cartas más 18 investigadores. A esto hay que añadir dos cartas promocionales exclusivas de Joc Internacional. A diferencia del resto de JCC, Mythos presenta una particularidad, y es que la serie básica se vende solo a través de mazos, y no mazos y sobres como era lo normal.

Cada mazo incluía 60 cartas, las instrucciones, una carta doble de Investigador y un encarte plegado. Este último incluía publicidad de Joc Internacional y una Aventura genérica sencilla (tipo de carta necesaria para el juego). El mazo costaba 1.500 pesetas y su nº de referencia es JOC # 60100.

Carta doble de Investigador (cara A).
Cara B.


El libreto de instrucciones nos dice en los créditos que el diseño de Mythos se debe a Clarlie Krank (que llegará a ser presidente de Chaosium). Entre todos los que "aportaron importantes ideas" se encuentran los famosos Greg Stafford y Lynn Willis. El traductor es Luis Fernando Giménez Marco y la corrección se debe a Eduard García Castro (redactor de Líder, traductor de la línea Stormbringer y autor de Cristal de Bohemia entre otras cosas). La impresión de las cartas, cómo no, se debe a Carta Mundi (Bélgica).

Instrucciones y encarte plegado.


Desde sus inicios siempre se ha dicho que Mythos es uno de los juegos de cartas que más se acercan a un JDR tradicional (Líder nº 54). Aunque esto hoy puede parecer muy exagerado, es evidente que en algunos aspectos se alejaba bastante de Magic, el JCC por antonomasia.

Para empezar, los jugadores no iban uno contra otro (aunque podía darse el caso, como veremos más adelante), sino que ambos eran, cómo decirlo, del mismo bando: los dos eran investigadores. Para ganar hay que completar una Aventura. Hay distintas cartas de aventura, como por ejemplo Solo contra la Secta, Tu Primer Gran Reportaje, Una Tienda Interesante... Cada carta de aventura te dice qué tienes que hacer para completarla: visitar tal lugar, aprender un hechizo, etc. El primero que consigue completar su aventura gana.

Así, a primera vista, hay poca interacción con el otro jugador. Esta llega en la fase de combate, donde cada jugador envía sus Amenazas (monstruos, sectarios, hechizos...) contra el adversario.

Se podría decir que el juego potencia algo la narración: "Me dirijo al Cementerio Viejo de Arkham [carta de Localización], allí me encuentro con mi amigo Harvey Walters [bajo la carta de Aliado], que lleva una Metralleta Thompson [carta de Artefacto]".

Otra diferencia con Magic es que el juego se adapta muy bien a partidas con más de dos jugadores.



Hay otra forma de acabar la partida, y esta es reduciendo la COR del otro jugador a 0. Esta forma de jugar sí es más parecida a Magic, ya que te olvidas de completar tu aventura y lo único que haces es atacar al contrario. Esta forma de jugar es legítima, aunque no es la que se recomienda. Por último, está el modo campaña, que consiste en completar distintas aventuras hasta que se consigan un número de puntos acordado, por ejemplo 20 (cada aventura da unos puntos). El primero que lo consigue gana.

El juego es más complejo, pero con esta breve explicación creo que nos hemos hecho una idea. Veamos ahora el diseño de las cartas.



Aunque no lo parezca, el tema del diseño no es algo secundario, ni ahora ni hace 20 años. Desde el punto de vista del coleccionista, que hoy en día puede ser el caso de la mayoría de nosotros (¿o es que tú, querido lector, sigues jugando a  Mythos?), es más importante si cabe.

A mí personalmente me gustan, no sabría decir si es porque me interesa todo lo antiguo o porque realmente tienen su encanto. Esto no quiere decir que no haya ilustraciones que me parecen muy flojas, que las hay. Pero en general, me agradan.

Por cierto, que varias de ellas son portadas de suplementos de la línea de La Llamada de Cthulhu, aunque la mayoría son originales. Quizá lo que más me atrae de las ilustraciones (de este y de otros juegos) es que se perciben distintos estilos; eso siempre me ha gustado.

Gul, Mi-Go y el Necronomicón.


Mythos en España

Un mes después de su salida en inglés, aparecía una reseña en la revista Urza (nº 8, junio de 1996). En ella se tildaba a Mythos de un juego oportunista y se criticaban tanto las ilustraciones (la verdad es que los ilustradores no eran muy conocidos) como el sistema, que "traiciona al propio Lovecraft". También aparecía ya una lista de precios de la edición básica y de la primera expansión, Expediciones de la Universidad de Miskatonic, que apareció también en mayo de 1996.

Publicidad.

Un mes más tarde la revista Líder (nº 54, julio de 1996) nos anunciaba la publicación de Mythos en castellano (para octubre) y Luis Fernando Giménez Marco (el que será su traductor) nos ofrecía ya una primera impresión de las reglas. He de decir que esta explicación del sistema es mucho más clara que la que viene en el manual de instrucciones, lo que dice mucho de Giménez Marco, y poco de Chaosium, que ordenó el libreto de una forma un poco liosa. También es de destacar que el traductor le ve ya un par de objeciones al sistema, o al menos a su explicación.

El lío de las expansiones

Al igual que en EEUU, estaba previsto que junto a la serie básica saliese la primera expansión, la mencionada Expediciones de la Universidad de Miskatonic. Tres semanas más tarde debería aparecer la segunda, El Despertar de Cthulhu, y tres semanas después la tercera, Leyendas del Necronomicón.

Esta forma de publicar de Chaosium también debió de llamar la atención al jugador y/o coleccionista, no acostumbrado a recibir nuevas expansiones tan rápido, cada tres semanas. De todas formas, en España un error de Carta Mundi hizo que no se cumpliese este calendario. La primera sí salió en la fecha prevista, pero las otras dos aparecieron mezcladas en los sobres (cartas de la 2ª con la 3ª juntas). Parece ser que Joc se dio cuenta cuando llegó la remesa de Carta Mundi y acto seguido las devolvió.

Así, sufrieron un retraso y no aparecieron hasta marzo de 1997. Para compensar el retraso Carta Mundi incluyó 14 cartas en lugar de las 13 que pone en el sobre. Recientemente he abierto un par de sobres de El Despertar de Cthulhu y, efectivamente, traen 14 cartas aunque en el sobre pone 13.

Las tres expansiones tenían una cosa en común: cada una tiene únicamente 67 cartas nuevas (muy pocas); los sobres se completan con unas cuantas de la serie básica. El número exacto de cartas, según estos sobres, es 9 cartas de la expansión y 5 de la serie básica. A diferencia de otros JCC, cada sobre trae 3 cartas Raras, lo cual está muy bien para completar la colección. En esta tabla podemos observar el contenido y frecuencia exacto de las cartas de un sobre:


Aunque Chaosium llegó a publicar varias ampliaciones más, esto es todo lo que tenemos en castellano:

- Mythos, serie básica (octubre de 1996): 200 cartas + 18 de Investigador. Mazo de 60 cartas: 1.500 ptas. Ref. JOC # 60100.

La serie básica incluye un gran número de cartas atractivas para cualquier aficionado al juego de rol e incluso a los mitos de Cthulhu. Por nombrar algunas: Duro Gángster de Chicago, Harvey Walters, H. P. Lovecraft, Metralleta Thompson, Necronomicón, La Mansión Martense (lleva la ilustración del manual de La Llamada), Orden Esotérica de Dagón, Nyarlathotep, Zombis...

Una carta que todos los roleros querrán.


- Expediciones de la Universidad de Miskatonic (octubre de 1996): 67 cartas. Sobre de 13 cartas: 400 ptas.

Esta expansión está centrada en los personajes y aspectos más destacados de este lugar, así como en las expediciones que han realizado sus miembros, especialmente en Europa. Algunas cartas llamativas son: Erich Zann, Herbert West, Lord Dunsany, El Horror de Dunwich, La Subasta, De Vermiis Mysteriis, Catacumbas de Roma, Museo Británico, Stonehenge, Titanic...

- El Despertar de Cthulhu (marzo de 1997): 67 cartas. Sobre de 13 cartas (en realidad 14): 400 ptas. Ref. JOC # 60120.

Esta expansión se centra en las localizaciones del Pacífico Sur, la legendaria isla de R´lyeh y el propio Cthulhu. Algunas cartas que seguro que todo aficionado a Lovecraft querría tener pueden ser: Arthur Machen, Edgar Allan Poe, Hidromiel Espacial, Crucero Marítimo, Polvo de Ibn Gazi, Arrecife del Diablo, Isla de Pascua, R´lyeh, Cthulhu, Vapor de Carga...


 
- Leyendas del Necronomicón (marzo de 1997): 67 cartas. Sobre de 13 cartas (en realidad 14): 400 ptas.

Esta expansión nos permitirá conocer todas las maravillas y misterios de El Cairo y viajar en el tiempo, conociendo a los grandes magos del pasado, incluyendo al Árabe Loco. Algunas cartas interesantes para el coleccionista seguramente sean: Abdul Alhazred, En Busca de la Vida Eterna, Gran Templo de Karnak, Museo Arqueológico de Alejandría, Valle de los reyes, Fosa Común. Momia...

Las dos cartas promocionales son La Llamada de Cthulhu (en castellano y catalán), con la ilustración que hizo Arnal Ballester para Cristal de Bohemia.

¡¡La quiero!!


Por suerte, hoy en día se pueden encontar todavía mazos y sobres de las tres expansiones.

Mythos Standart era el siguiente producto que tenía que haber salido. Se componía de dos mazos preparados para jugar con un total de 104 cartas nuevas. La fecha prevista por JOC era mediados de abril de 1997, luego se habló de julio, pero finalmente no llegó a aparecer:
"Mythos está en un cómodo compás de espera tras la accidentada aparición de las tres ampliaciones que completaban el set básico. Está en estudio la publicación de una caja de iniciación" (Dosdediez nº 1, octubre de 1997).

En enero de 1997 Chaosium presentó Dreamlands, 1ª expansión autojugable, con barajas y sobres. En Líder se habló de que Tierras del Sueño se publicaría ya en 1998, aunque tampoco resultó.

A principios del 98 Chaosium publicaría la última expansión de Mythos: New Aeon. Esta expansión "nos permite combinar los misterios del pasado con los del futuro. Viene en barajas de 60 cartas y sobres de 13" (Líder nº 62, enero de 1998). Tampoco sería traducida.

Ilustraciones de distintas portadas de la línea de Rol.


Habría que preguntarse por qué después de la serie inicial JOC no publicó estas expansiones y sí las de SATM (el JCC de El Señor de los Anillos). ¿Quizás Mythos no había vendido lo que se esperaba?

Para terminar este repaso de la Historia de Mythos en España habría que mencionar el, posiblemente, primer y único campeonato oficial de Mythos en nuestro país. Se celebró durante los Día de Joc 97 (11-13 de abril). No sabemos cuántos participantes tuvo, pero sí que el campeón fue Txema Ricart, más conocido como Chemapamundi. Como anécdota, la revista Líder (nº 59, mayo de 1997) recuerda que en la entrega de premios el campeón apareció con un sombrero de Mickey Mouse y dos pares de gafas de sol.

Chemapamundi, a la izquierda.


Quien quiera saber más sobre Mythos puede consultar distintos números (además de los mencionados anteriormente) de las siguientes revistas:

- Líder nº 56: Una primera errata en las instrucciones y la lista (sin precios) de la serie básica y las tres ampliaciones.
- Líder nº 57: Introducción al juego.
- Líder nº 58: Diseñar una Baraja (I).
- Líder nº 59: Diseñar una Baraja (II). Aclaración de la carta Una Terrible Tormenta (así como Tifón y Huracán).
- Líder nº 60: Diseñar una Baraja (III).
- Líder nº 62: Cartas Polivalentes.
Urza nº 9-13: Listas completas (o parciales, según número) con precios de la serie básica y las tres ampliaciones.



Conclusión
¿Merece la pena hoy? Hombre, por coleccionismo yo creo que comprar aunque sea un mazo merece la pena, y más al precio que se pueden encontrar (en Mathom hay mazos precintados que no llegan a los 4 €). No son pocos los que utilizan (o han utilizado) las cartas de monstruos en una partida de rol para mostar una imagen del bicho en cuestión. 

De todas formas, yo creo que cualquier amante de los Mitos va a disfrutar coleccionando, si no todas, sí algunas de las cartas mencionadas arriba: Lovecraft, Necronomicón, Cthulhu, Herbert West, Hidromiel Espacial, Abdul Alhazred...

Yo al menos he disfrutado y creo que compraré algo más. Por otro lado, he grabado un vídeo para hacer esta entrada en el que abro un mazo precintado, por si os llama la curiosidad :)

_____________________
 
Recuerda que puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter o G+.
Contacto: roldelos90@gmail.com
Ver índice con todas las entradas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario