jueves, 2 de mayo de 2019

Venturas y desventuras de Apple Lane

Hoy en día, Apple Lane es un clásico de RuneQuest. Además, su peculiar portada hace que muchos viejos roleros esbocen una sonrisa. Sin embargo, esta portada fue durante mucho tiempo un inconveniente para hacerte con el suplemento, y es que "esa especie de pato Donald" se alejaba en gran medida de lo que un chaval buscaba en un juego de rol. 


En mi caso, al menos, fue así. Todavía recuerdo la primera vez que encontré una tienda con juegos de rol allá por 1994. Tenía toda una estantería repleta de juegos por descubrir, y aunque yo siempre he sido de leer todas las contraportadas, ese día había que hacer una criba más rápida. Así que empecé a descartar juegos por su portada.

Evidentemente, Apple Lane fue uno de los primeros en ser apartados. Recuerdo haber dicho algo así como "este debe de ser una gilipollez". Por el contrario, suplementos como Aventuras de los Reinos Olvidados (¡¡excelente ilustración!!) pasaron a la siguiente fase: "lectura de la parte de atrás". Muchos como este que menciono también fueron descartados porque "parece ser que solo con este libro no puedo jugar". Al final me compré La llamada de Cthulhu, así que creo que hice una muy buena compra 😄😄

Patos por doquier...

¿Pero qué es lo que tengo contra los patos? O mejor dicho: ¿tenemos algo los españoles contra los patos?
"Runequest rebosa de excesivas fantasías (¿o fantasmadas?) de influencia estadounidense con incoherentes personajes injugables (la importancia del pato en los USA debe ser determinante, puesto que después del pato Donald, del pato Duffy, del pato Howard, en Runequest te sugieren el pato aventurero. Este aspecto fantasioso, pero que roza con lo risible (...)" (Revista Troll, nº 5, mayo de 1987).
Como podemos observar por la fecha, esta crítica a los patos de RuneQuest es bastante temprana, y lo peor es que no fue la única.

Quackjohn, un PNJ de una de las aventuras.

¿Y qué es lo que encontraron los aficionados españoles que compraron este Apple Lane? Vamos entonces con la reseña.

Apple Lane, el Sendero del Pomar fue publicado por Joc Internacional en marzo de 1990 a un precio de 1.995 pesetas (línea completa de RQ en castellano con fechas y precios en este enlace). El libro está encuadernado en tapa dura y tiene 72 páginas, que serían todavía menos si Joc no hubiese incluido una aventura adicional.

Algunos mapas no fueron traducidos al castellano.

La responsable de la versión en castellano es Ana Isabel Utande, del club madrileño The Fumbler Dwarf. La traducción la veo correcta, aunque sí me gustaría destacar otro aspecto que hoy puede resultar chocante. Es la cuestión de las palabras tabú y los eufemismos, que muchas veces y con el paso de los años estos mismos se convierten en nuevos tabúes. Así, en la página 12 encontramos:
"La encargada del templo es una mujer de mediana edad, a la que ayuda una chica subnormal".
Estoy seguro de que en pleno 2019, esta última palabra habría sido cambiada por otra. Incluso el mote de la chica, "la Idiota". Otro ejemplo más encontramos en la pág. 70: "el enorme sirviente mongólico".

Primera versión de Apple Lane (1978).

El libro cuenta con una Introducción, una sección de reglas avanzadas (básicamente, conjuros que no venían en el RQ básico), la descripción de Apple Lane, una "iniciación tribal" (ya veremos qué es esto) y tres aventuras.

RQ fue el tercer juego de rol de temática fantástica y, por tanto, es normal que se comparase con el primer y más famoso juego de fantasía: Dungeons & Dragons:
"Es difícil establecer una escala de complejidad en RuneQuest, ya que no existen niveles u otro método de estudiar la experiencia de los personajes" (Apple Lane, pág. 61).
La gran diferencia entre D&D y RQ estaba en el combate, siendo el de este último más "realista" (hoy diríamos más simulacionista). Pues bien, tanto la iniciación tribal como la primera aventura parecen querer incidir en eso: en mostrar las posibilidades del combate en RQ


Apple Lane es un poblado situado en Glorantha, perteneciente a la campaña de RQ de Greg Stafford (1948-2018). De este pequeño poblado se nos describen las distintas casas y comercios (templo, posada, etc.) así como sus habitantes principales. La intención es que Apple Lane pueda servir de punto de aventuras para los PJ; de hecho, las dos primeras aventuras parten o se sitúan aquí.

La iniciación tribal me parece una pequeña joya. Sobre todo porque, aunque está ambientada en Glorantha (el mundo que ideó Greg Stafford), viene como anillo al dedo para la Europa fantástica o cualquier otra ambientación situada en una "Edad Antigua" (por oposición a la Edad Media). 

Esta iniciación tribal es un rito por el que los PJ van a ser considerados (si la pasan) "adultos" dentro de su tribu (como digo, viene ideal para jugar en una ambientación con celtas o íberos).

¿En qué juego de rol te has encontrado que al principio de la partida el DJ te "obligue" a combatir contra otro jugador? Exacto, en ninguno. Porque es así: tu tribu te obliga a que luches contra los demás aspirantes para demostrar tu valor y habilidad.

Y aunque esta descripción del rito no ocupa ni dos páginas del libro, es plenamente inmersiva. Por tener, tiene hasta unos versos que se recitarán si los PJ pasan la prueba:

"Respeta la hospitalidad.  
Come en paz tu pan y regocíjate
de que un extranjero sea tan generoso. 
(...)
Cuídate de los fantasmas y de los espíritus.
Los muertos y los inmortales nos odian.
Que sigan muertos, huye de ellos.
(...)
Recuerda siempre a tu tribu y a tu clan.
En él nadie es extraño, nadie es enemigo".



La primera de las aventuras se llama La casa de los empeños de Gringle y, ciertamente, a los jugadores que estaban acostumbrados a explorar dungeons debió de sorprenderles, ya que su planteamiento es muy diferente: se espera que la casa del prestamista sea atacada por unos ladrones esta noche y los PJ serán los encargados de repeler el ataque. O sea, que tenemos a unos PJ escondidos en la casa preparando trampas y emboscadas para los posibles asaltantes. Como digo, buen momento para explorar las posibilidades del combate en RQ (al igual que en la iniciación tribal).

Otra diferencia con D&D es que los enemigos son descritos con mucha más profundidad. Así, no solo nos señalan sus intenciones, sino hasta cómo actuarán durante el asedio. 

Para redondear, el propio Gringle, su patrón, está rodeado de un halo de misterio...



La segunda aventura, Los Túmulos del Arco-Iris, sí parece más tradicional, ya que se puede resumir en que los PJ son contratados para explorar un dungeon. Sin embargo, la aventura está bien meditada y, así, se ofrecen buenas razones por las que el sheriff no acompaña a los PJ. 

Otra cosa interesante son los consejos que ofrece el autor en cuanto a las tiradas que tengan que ver con la Percepción (escuchar, buscar, etc.). Son usos que a estas alturas todos hemos empleado alguna vez, pero si tenemos en cuenta que la primera versión de Apple Lane es de 1978 tiene todavía más mérito.

Ilustraciones de algunos PNJ importantes de la aldea.


La última aventura se titula Viaje a Falderbash y a mí es la que más me gusta. Ya desde el principio es original, porque que alguien contrate a los PJ para que los acompañe en un viaje está trillado, pero... ¿que contrate a dos grupos, a los PJ y a otros? Eso ya no se ve tanto. 

Pero lo mejor es el final, donde los jugadores tendrán que tomar una decisión muy importante, y lo más interesante es que puede que todos los jugadores no tomen la misma...

Esta aventura es de Bill Williamson y, como ya dijimos, no venía en el Apple Lane original (ni en la versión de Chaosium de 1978 ni en la de Avalon Hill de 1987, que es sobre la que se basa la edición en castellano). La aventura está sacada de la revista Heroes (Avalon Hill), en concreto del nº 1 de la segunda etapa. 

Viendo que la aventura es muy interesante, habría que preguntarse quién es el responsable de su inclusión. Con la portada sería al contrario: ¿por qué no se cambió esta como ya se había hecho con la pantalla (publicada en castellano un año antes) y como luego pasaría con más portadas de RQ?




Y llegamos a la pregunta obligada: ¿interesa hoy al jugador este Apple Lane? En mi opinión, sí, aunque solo sea por la última aventura y la iniciación tribal.

¿Y al coleccionista? Pues también, porque es un suplemento que todavía hoy se puede encontrar precintado y a un precio muy barato (menos de 12 €).

____________________


Recuerda que puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter y Rol+.
Contacto: roldelos90@gmail.com

9 comentarios:

  1. Ay, los patos. Cuánto daño hicieron los patos a RQ ("RQ es el juego ese en el que puedes llevar al Pato Donald"). Y ojo, que no es una crítica que se hiciera únicamente en España, sino que en EEUU también existía.

    Lo cachondo es que, aún con el paso de los años, los durulz (que es el nombre de los patos inteligentes de Glorantha) consiguieron tener hasta suplementos dedicados a ellos, y se les intentó dotar de un trasfondo más realista... pero fue inútil. Siempre serán vistos por la mayoría de los jugadores como ridículos. Recuerdo la primera vez que mis jugadores se encontraron una aldea llena de patos. Hubo uno que se rió a carcajadas.

    Y el caso es que, en Glorantha, son también una raza maldita de la que todo el mundo se ríe. Cosas de Stafford, me temo ;).

    También existen los aficionados gloranthanos que reivindican a esta noble raza palmípeda... y yo mismo he dirigido una partida en la que todos los personajes eran patos. Con el sistema FATE. Y nos lo pasamos de miedo ;).

    Ah, y de Apple Lane mi aventura preferida era la de los Túmulos Arco Iris. Un dungeon para RQ con bastante más miga de la que suelen tener estas cosas.

    ResponderEliminar
  2. Aquí un pro-durulz.

    Añadir tan sólo que en el Sartar Companion aparece el módulo "Retorno a Apple Lane" ;) A mí me pareció bastante interesante. Durante al menos algún tiempo estuvo colgada en descarga gratuita para promocionar la salida del Sartar Companion, pero eso fue hace mucho y no sé si seguirá por algún lado.

    ResponderEliminar
  3. Yo reconozco que los patos me sacan un poco de la ambientación. No sé, me siguen pareciendo ridículos.

    Sin embargo, con los Broos me pasa todo lo contrario (por mencionar otra invención de Stafford): son unas criaturas siniestras, agresivas...

    ResponderEliminar
  4. ¡Apple Lane, qué grande! Los túmulos del arco iris fue una de las primeras aventuras que jugué a rol, y le tango bastane cariño. Nos lo pasamos muy bien.

    Es cierto que los patos son un poco bizarros, pero usados como contrapunto cómico pueden funcionar.

    ResponderEliminar
  5. Los patos en RQ eran un elemento de lo más extravagante. Personalmente no podía con ellos aunque recuerdo con mucho cariño el PJ de un amigo, Kuak -Fu, un pato ninja, maestro de las artes marciales secretas que murió devorado por unos perros tratando de escalar un muro. De grotesco fue gracioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, esa escena de un pato maestro de artes marciales siendo devorado por perros tuvo que ser la monda. Si me estoy riendo yo ahora con solo imaginármelo...

      Eliminar
    2. Fue épico, la verdad. Y ahora, después de más de 25 años de aquello, las cosas se recuerdan con más amabilidad. La maldita nostalgia.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Oye, oye, oye... ¡Que los patos molan mucho! :-D
    He jugado dos partidas de rol distintas donde todos los jugadores éramos patos. Y fue una pasada de divertido.
    Si alguien no entiende el tema de los patos, le recomiendo muy mucho leer esta entrada relacionada con Greg Stafford. ;-)

    ResponderEliminar